PEDRO RUIZ ESTRENA ESPECTÁCULO RODEADO DE FAMOSOS

Tal y como anunció Tentaciones de Mujer hace unos días, Pedro Ruiz ha presentado su espectáculo “No estoy muerto, estoy en Callao” y lo ha hecho en muy buena compañía. Multitud de personalidades del mundo del cine, la televisión, la música, el deporte, la política, la empresa y los medios de comunicación se dejaron caer por el madrileño cine Callao para  apoyar al showman en esta nueva aventura profesional

Algunos de los rostros más conocidos y destacados del momento no quisieron perderse el estreno, como  Enrique Cerezo, Sebastián Palomo Linares, Jaime Ostos y su esposa Mari Ángeles Grajal, Amelia Bono y Manuel Martos, José Mota, Manolo Royo, Javivi, Eloy Arenas, Álvaro Luís, Toni Isbert, Toni Antonio, Pepe Carabias, Enrique Villén, Pasión Vega, Gabino Diego, Santiago Segura, Isabel Gemio, Nieves Herrero, Juanjo Puigcorbé, Beatriz Trapote, Pipi Estrada o Rosario Mohedano, entre otros muchos.

 

Las cantantes Rosario Mohedano y Pasión Vega no quisieron perderse el espectáculo de Pedro.

Lola Marceli y Juanjo Puigcorbé y José Mota y Juan Muñoz (dúo Cruz y Raya) tampoco faltaron a esta cita con el humor.

 

Pedro agradeció enormemente semejante acogida, pues ha invertido mucha energía, trabajo e ilusiones en este proyecto unipersonal que él mismo ha escrito, producido, dirigido y, como no podía ser de otra forma, protagoniza.

Pedro Ruiz regresa a los escenarios con este montaje, un espectáculo alegre y ácido que combina la parodia, la provocación, la interacción audiovisual y la participación del público, dando como resultado un inigualable trabajo que no dejará impasible al espectador. La idea original y autoría recaen íntegramente en el actor, que ofrece un marco único de reflexiones divertidas y transgresoras sobre la realidad cotidiana más actual.

Comenzando por él mismo, el actor recuerda bajo una mirada crítica a la par que inteligente y sagaz, a personajes del mundo político, del panorama sociocultural español y diversos estereotipos que perviven en nuestra sociedad.

Durante dos horas, el escenario se convierte en un marco único de pensamientos hilarantes y nostálgicos que combinan perspicazmente el esperpento, la actualidad, el exceso, la ternura y la sorpresa; brindando al espectador un carrusel de energías y sensaciones inigualable.

«No estoy muerto, estoy en Callao», su montaje número 21, supone la vuelta a los escenarios del showman después de años de no acometer este género. De esta manera, recupera su mejor pulso y tono.

La obra, además, cuenta con cierto carácter solidario, pues ha realizado tres funciones previas (18,19 y 20 de octubre) en las que se ha facilitado el acceso gratuito a la sala de desempleados, jubilados y estudiantes.

 

 




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com