Desvelado informe secreto LO QUE COME EL REY

A Don Juan Carlos hay que servirle la paella “con mucho arroz y poco tropezón”. El plato valenciano es un imprescindible de los menús que se sirven a bordo del avión durante los viajes oficiales del Rey de España y que la revista Interviú da a conocer esta semana basándose en un informe del Ejército del Aire.
Según recoge el diario Levante la publicación ha tenido acceso a los informes secretos del Grupo 45 de las Fuerzas Armadas, unidad encargada del transporte de las autoridades del Estado. La semana pasada detallaba los gustos del presidente del Gobierno Mariano Rajoy: “extra de whisky y vino en los Falcon y Airbus”, a partir del catering servido en un vuelo a Gdansk (Polonia), el pasado 10 de junio, del mandatario y acompañantes a base de solomillo, rodaballo y jamón ibérico. Y ayer se dio cuenta de las preferencias de la familia real española. De acuerdo con el reportaje, más austeras. Aunque no faltan sofisticados platos, como el rosbif y el lomo de corzo, se prodigan los guisos españoles, como el pisto con huevo y las habas con jamón.
La revista sostiene que, por razones de seguridad, los nombres de los miembros de la familia real aparecen en clave pero, según sus deducciones, el rey suele tomar de entrada unas sardinas picantes de una conocida y veterana marca de conservas española. Además de la paella y el vino -las Fuerzas Aéreas cuentan con un listado de sus caldos favoritos-, le gusta especialmente el cordero y a menudo cena croquetas de bacalao, pollo o jamón. Tampoco hace ascos a los platos fríos.
Para la reina Sofía hay que estar provistos siempre de pastas de chocolate mientras que el príncipe de Asturias no puede pasar sin patatas fritas, “normales” según las anotaciones. La princesa Letizia preferiría “pan de chapata con ibéricos en lugar de canapés”. Todo lo que comen el rey y familia cuando viajan en los aviones del Estado está plasmado en minuciosos informes que explican incluso la manera de servir los platos.
Según la documentación citada por Interviú, los vuelos del rey, gastronómicamente hablando, resultan más sencillos y económicos que los de Mariano Rajoy, que en 2011 gastó en catering para los invitados ilustres 342.693 euros.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com