En XLSemanal LA ENTREVISTA DE CARMEN MACHI

CARMAN MACHI: “Para sobrevivir hay que tener carácter; si no comes, te comen”

.- “Cuando dejé la televisión estaba enferma, y todavía no estoy preparada para otro proyecto largo”

.- “Lo que más me divierte hacer en el mundo es un drama; la comedia es muy cansadita”

.- “¿Quién ha dicho que el matrimonio tenga que ser entre hombre y mujer?”

Fue la protagonista del mayor ‘boom’ reciente del panorama televisivo. ahora, tras reinventarse, sigue en racha. Acaba de poner punto final al rodaje del nuevo filme de Almodóvar y a una exitosa gira teatral con la que ha recorrido nuestro país, y ya se ha embarcado en otro proyecto de intensidad y altura: ‘¿Quién teme a Virginia Woolf?’, de Edward Albee. En una entrevista que publica el próximo domingo, XLSemanal saca el lado menos tímido y pugnaz de la actriz del momento.

Aunque odia hablar de “Aída”, Carmen Machi se muestra dispuesta a volver a trabajar en televisión. “Si me ofreciesen algo que pudiese compaginar, claro que volvería. De hecho ya me han ofrecido cosas, además, de la misma gente de la que me fui. Lo que pasa es que no estoy preparada en este momento para entrar en otro proyecto a largo plazo. Todavía no”, explica.

Según confiesa, “lo que más me divierte hacer en el mundo es un drama; hacer comedia es muy cansadito”, y reconoce que ha llegado a sentirse agobiada por el excesivo cariño del público. “El problema empieza cuando te obligan a devolverles algo más allá del escenario; yo te hago reír, pero ahí acaba mi trabajo; no me pidas que yo renuncie a cosas de mi vida para hacerte reír a ti”, añade.

En el trabajo y la profesionalidad de Machi no hay trucos ni fórmulas. “Me ha gustado mucho vivir la vida de la mañana a la noche –afirma–. Y mi manera de trabajar viene de ahí. No es de escuelas, no es de cursos”. La actriz no está de acuerdo con quienes piensan que la edad limita el trabajo en el cine. “Los trabajos más interesantes en cine los he hecho con papeles de mujeres de 40 y 50; me están ofreciendo cosas, y muchas son magníficas”.

Se reconoce una mujer de carácter –“No lo voy a negar, aunque me da vergüenza sacarlo, y cuando lo hago, no lo puedo dominar”—afirma, y .tiene claro que “para sobrevivir hay que tener carácter; si no comes, te comen”.

Afirma conocerse a si misma “muy poco, poquísimo”, hasta el punto de que no sabe si tiene algo de “marimachi”, pero no tiene dudas acerca de los inconvenientes del matrimonio. “Tendría que ser la unión perfecta, cosa que nunca es – y añade–, además, ¿quién ha dicho que tenga que ser entre hombre y mujer?”

Reconoce que tardó tiempo en encontrar el momento perfecto para dar el salto fuera de la televisión. “Es que estaba enferma –explica—y he tardado mucho en saberlo. Ahora, el éxito para mí es hacer realmente lo que quiero, lo que me pide el cuerpo”.

Sobre su papel en la versión teatral de “¿Quién teme a Virginia Wolf?”, reconoce que, para prepararlo, ha preferido no volver a ver la versión de Elisabeth Taylor para el cine. “Cuando la vi me quedé helada –señala—pero no suelo fijarme en el trabajo de otros cuando preparo un papel”.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com