Sus hijas no quieren verla… DEMI MOORE DESOLADA

Desde que se separó de Ashton Kutcher, Demi Moore no levanta cabeza. Como muchos recordarán, tras la ruptura, la actriz sufrió una importante crisis de ansiedad que le llevó a permanecer unos días ingresada en un centro hospitalario. Pues bien, las penas nunca vienen solas…

Parece ser que ahora Demi no se habla con sus hijas. Rumer, Scout y Tallulah, nacidas de su matrimonio con Bruce Willis, no quieren tener ningún tipo de relación con ella. El motivo, según informan fuentes cercanas a la actriz, no es otro que la prohibición que Demi les ha impuesto de ver a Ashton. Las tres jóvenes mantienen una extraordinaria relación con el ex de su madre y no están dispuestas a asumir tales órdenes. Esto ha causado un conflicto que podría hacer peligrar de nuevo la estabilidad emocional de Moore. Amigos de la estrella de Hollywood temen que pueda volver a vivir una crisis personal parecida a la anterior si sus hijas insisten en no tener ningún tipo de relación con ella.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com