Facebook AutoPost

La cosa se complica ¿SE LLEVÓ «ARIS» 120.000 EUROS DEL ATRACO A UN BINGO? Investigan si su entrada a GH se pagó con el dinero del atraco

Fuentes cercanas a la policía de Bilbao aseguran que Aris, el joven que pagó cerca de 70.000 euros por participar en «Gran Hermano 12+1», podría haber sido detenido por su presunta relación con una banda de atracadores que operaba en Cantabria y Asturias.
Según informa El Comercio en su edición del miércoles 20 de junio la cosa se complica.

Quince meses de investigaciones que han dado sus frutos. Arístides Alonso, exconcursante vasco de la última edición de ‘Gran Hermano’, permaneció ayer durante todo el día en los calabozos de la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía de Gijón detenido por su presunta participación en el atraco al bingo Sporting, perpetrado en febrero de 2011 y en el que los ladrones se llevaron unos 120.000 euros. Junto a él, han sido arrestados otros dos supuestos compinches, a los que se les acusa de pertenecer a una banda criminal que operaba en Asturias y Cantabria.
Los tres imputados fueron trasladados desde Bilbao, donde fueron detenidos el lunes, a las dependencias policiales de Gijón. Se espera que a lo largo de la mañana de hoy pasen a disposición judicial.
Se da la circunstancia de que Arístides Alonso, campeón vasco de taekwondo y adiestrador de perros, fue el primer concursante de la historia de ‘Gran Hermano’ en comprar una plaza dentro de la casa a través de una subasta en eBay a favor de Cruz Roja. Conocido televisamente como ‘Aristidín’ o ‘Aris’, se dejó 69.100 euros por cumplir su sueño de participar en el ‘reality’ de Telecinco, pero sólo duró en la casa de Guadalix una semana, el tiempo que tardó en ser expulsado por el 58% de los votos de la audiencia.
En su momento explicó a Mercedes Milá que la cantidad donada formaba parte de ahorros para la entrada de un nuevo piso. ‘Aristidín’ explicó que dos miembros de su familia, su padre y su hermano, habían fallecido de cáncer con 51 y 21 años respectivamente. También relató que todo el pueblo vizcaíno donde viven, Derio, se volcó con ellos , por lo que su motivación en la puja por internet fue devolverle el favor a la sociedad pagando casi 70.000 euros por entrar en ‘Gran Hermano 12 + 1’ en favor de una buena obra.
La Policía investiga ahora la procedencia de ese dinero, que podría ser parte del botín del bingo. El concursante explicó en la televisión que había podido abonar tal cantidad de dinero con parte de la herencia de su padre y su hermano.
El asalto en el bingo de la avenida de Portugal tuvo lugar el 27 de febrero de 2011. Los asaltantes lo tenían todo estudiado. Esperaron a que a primera hora llegasen las dos empleadas de la limpieza, entraron aprovechando que se estaban cambiando de ropa y las retuvieron durante más de una hora hasta que llegó el administrador. Le abordaron y se hicieron con las llaves de la caja fuerte. A los tres los maniataron, los amordazaron y los encerraron en una oficina. Consiguieron escapar con toda la recaudación que tenían en la caja.
Se trataba de tres individuos armados, dos de ellos iban encapuchados y el tercero actuó a cara descubierta. Utilizaron una gran violencia verbal durante la hora larga que permanecieron en el interior del local. Los investigadores consideran que conocían a la perfección el funcionamiento del negocio y sabían la hora a la que entraban las señoras encargadas de la limpieza. Se les escapó, no obstante, que no tenían acceso a la caja de seguridad, con lo que aguardaron a que llegase el administrador para no marcharse con las manos vacías. A las diez de la mañana de ese día la centralita del 091 recibía el aviso de un trabajador de mantenimiento del local que se encontraba en la segunda planta, ajeno a todo lo ocurrido, y acababa de recibir la llamada telefónica del hijo del propietario (encargado de las cuentas del negocio). Le pedía que bajase para liberarles de la oficina en la que les habían encerrado.
Los arduos trabajos llevados a cabo por la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) de Gijón se han prolongado quince meses. Según ha podido saber EL COMERCIO, Arístides estaba siendo ya investigado cuando entró al programa de televisión. Los agentes se habían desplazado en varias ocasiones hasta Bilbao para arrestar a los sospechosos, una intención que no se pudo materializar hasta este lunes. Las pesquisas se llevaron a cabo en colaboración con la Jefatura Superior de Policía de Bilbao. Hoy los imputados pasarán a disposición judicial.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com