VICTOR MANUEL: «ANA BELÉN FUE LA QUE DIJO ESTE ES PARA MÍ»

En una extraordinaria entrevista realizada por Juan Luis Álvarez a Victor Manuel para El Faro de Vigo, el cantante abre facetas de su corazón hasta ahora desconocidas y por su importancia recogemos algunos de los principales momentos de lo publicado.
Nacido el 7 de julio de 1947 en Mieres del Camino, Asturias, compuso a los doce años su primer tema, ‘Tendré tu amor’. Política y sentimientos han sido su inspiración, con la primera faceta enfrentándole con el franquismo y la censura y la segunda proporcionándole éxitos inolvidables como Sólo pienso en ti. Está casado con Ana Belén desde 1972 y tienen dos hijos
A sus 64 años, está orgulloso de haber vivido para cantarlo. Tres años después de iniciar una gira sin alharacas ni parafernalias con un espectáculo en el que hacía en directo la ecografía, la biografía y el ‘making off’ a sus canciones -banda sonora de la vida de hombres y mujeres de diferentes generaciones y continentes-, edita el CD-DVD del concierto y lo coloca entre los cinco álbumes más vendidos del país. Ahí están las canciones de batalla y las de amor; esas que cualquiera diría que le salen solas porque tiene la inspiración en casa.
«Pero que conste que las mejores las escribí cuando Ana no estaba porque andaba trabajando, o por la razón que fuera. La distancia pone más sobre la mesa que el día a día. Y ahí hay melancolía y echar de menos y un poquito de sufrimiento también».
Recuerda sin pudor aquellos tiempos de chaval en Mieres, donde nació y se crió, cuando los chicos pasaban la tarde «arriba y abajo» por una acera y las chicas por otra. Aunque, apunta, había guateques y alguna sesión de cine organizada. «Yo ya era muy enamoradizo con 11 o 12 años, y me creía que si miraba a una estrella fijamente, luego soñaría con la chica que me gustaba y esas chorradas. Pero a pesar del empeño, siempre he sido más seducido que seductor, por esa timidez que más o menos me acompaña. De hecho, con Ana fue así. Fue ella la que pensó ´este es para mí´. Y ahí estamos». De aquello hace 40 años.
Él, que fue el más envidiado por ir del brazo de la más deseada –»lo que me enorgullece porque, como dice el dicho, ‘arboleda bien plantada, siempre parece arboleda. La mujer de buen marido, siempre parece soltera’, y libre, añado»–, ha comprobado, en estos tres años de patearse teatros por España, cómo son las mujeres que le siguen. «De edades diversas. Decididas. Algunas, de largo recorrido. Con muchas batallas ganadas o perdidas. Y que participan socialmente en las cosas que las atañen. Y sí. Por si alguien lo duda, que te digan: ‘¡Qué guapo estás’, a estas alturas del campeonato, se agradece una barbaridad».




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com