Cristina Tarrega SE PONE A DIETA

Cristina Tárrega no quiere que la operación bikini le pille desprevenida, así que se ha puesto manos a la obra para perder esos kilos de más que se acumulan durante el verano. La presentadora confió en KOT para esta puesta a punto y ahora se lo recomienda a todos. Confiesa que ha perdido casi cuatro kilos en unas seis semanas y su objetivo es perder otros dos más.

 

Asegura que ahora es imagen de este método de adelgazamiento pero también que antes de comprometerse lo probó. “Sólo recomiendo los productos que a mí me funcionan” asegura la periodista.

¿Los motivos por lo que se decidió a protagonizar esta campaña?: Por la confianza que me da, el seguimiento farmacéutico que ofrece y la variedad de sus platos, que no suponen ningún sacrificio ya que están deliciosos, y porque funciona sin efectos rebote”.

“La dieta es un 75% y el resto es ejercicio” avisa esta experta en salud y belleza. Cristina aclara que no hace falta machacarse en el gimnasio, un largo paseo con amigas o unos simples ejercicios en casa para acabar con ese michelin que rodea la cintura es más que suficiente.

 

 

“Mami me quita las barritas”

 

Entre risas, la prestadora aseguró que su marido, el ex futbolista Mami Quevedo, “me copia las dietas” y que en este caso le roba algunos de los productos porque están muy ricos. Él, mejor que nadie, sabe lo importante que es un dieta incluso para los deportistas ya no todo es ejercicio. Una alimentación equilibrada y una vida saludable son la clave.

Hacer piña con la pareja para poder llevar un régimen es un lujo ya que es un apoyo importante añadido. “En casa somos de muy buen comer” confiesa Cristina, “y luego tocan las dietas y los sacrificios”. Mientras presume de lo rica que le queda la paella, como buena valenciana que es, a Cristina le sale esa vena de madraza a la que a veces es difícil de unir. Cuando llega a casa dedica todo su tiempo a su familia. “Mi marido y mi hijo son los pilares de mi vida, lo más importante”, así que para ellos es todo su tiempo libre. Asegura que es una madre muy entregada y afirma orgullosa que “mi hijo no se pasa horas embobao con la tele o los videojuegos y yo me sé todos los animales del zoo”.

 

"En casa somos de buen comer y, claro, luego llegan las dietas y los sacrificios", reconoce la presentadora.

 

 “Siempre quise ser médico”

 

Escuchando como habla de dietas hipocalóricas o índices glucémicos se nota que lo suyo hubiese sido una consulta pero “la nota estaba muy alta”. Con dos libros en el mercado y un tercero en camino, Cristina parece haberse sacado esa espinita hablando y estudiando con médicos a su alrededor.

Los resultados de tantos estudios y tanta dieta Kot los lucirá este mismo verano en una playa. Eso sí, de Valencia o Cádiz.

 

Por IC

 




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com