GRANOS Y COMIDA ACOMPLEJAN A SALMA HAYEK

Salma Hayek la actriz deseada por tantos hombres ha relatado sus complejos y miedos interiores que le han perseguido durante la adolescencia y juventud hasta bien avanzados los veinte años.
“Tenía acné, un acné terrible. Me hizo caer en una depresión y no quería ni salir de casa. Me levantaba por la mañana y lo primer que hacía era tocar mi cara estando aún tumbada preparándome para mirarme al espejo”.
Pero no sólo los granos la hacían insegura también el pánico a excederse con la comida: “Aunque como todo siempre tengo temor a pasarme de la raya”.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com