Chulos rumanos tatuaban CÓDIGOS DE BARRAS A LAS CHICAS

La Policía Nacional ha desarticulado en Madrid dos clanes de nacionalidad rumana que explotaban sexualmente a mujeres, a las que tatuaban códigos de barras si intentaban fugarse, y ha detenido a 22 personas, entre ellos los dos cabecillas.
La Policía ha liberado a una de sus víctimas, una joven rumana de 19 años, que permanecía secuestrada por haber intentado escapar y que, además de sufrir golpes y latigazos, fue marcada con un código de barras en el que constaba su deuda con la red y le rasuraron el pelo y las cejas.
Según informa El Periódico las redes alquilaban pisos, denominados «tonas», donde se realizaban los servicios de prostitución y que eran vigilados por algunos de sus miembros para retirar inmediatamente el dinero recaudado a las mujeres.
«Maletas», «bultos» o «bicicletas» eran algunos de los términos utilizados por los proxenetas para referirse a las mujeres que tenían bajo su control, ha informado la Policía Nacional en un comunicado.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com