DESCUBRE UNA AUTÉNTICA REVOLUCIÓN PARA ELIMINAR LA GRASA LOCALIZADA

Hablamos de COOLSCULPTING, un sistema revolucionario para conseguir la eliminación localizada, además es un tratamiento no invasivo y una técnica definitiva alternativa a no pasar por quirófano para hacerte una liposucción.
Os lo podéis realizar en MY, el centro de belleza de Maribél Yébenes. No quiero simplemente deciros en qué consiste COOLSCULPTING, quiero contaros que yo lo he probado, bueno que aún estoy en pleno tratamiento y nadie mejor que un testimonio personal para hablaros de este método.

Pero… ¿en qué consiste realmente?

Coolsculpting

El tratamiento puede aplicarse en los brazos para eliminar esa grasa que tanto nos afea.

La liposucción es la intervención que siempre hemos escuchado para aquellas que querían eliminar grasa acumulada en algunas zonas específicas, abdomen, cartucheras…, acúmulos grasos rebeldes, pero sabemos que este tipo de procedimientos exigen una larga recuperación, molestias y algunos riesgos como cualquier intervención quirúrgica.
En MY, apuestan continuamente por la belleza y por ofrecer los tratamientos más innovadores y novedosos, de ahí su apuesta por el Coolsculpting, indoloro, sin dietas, ni ejercicio, aunque ya sabéis que todo ello unido ofrece siempre mejores resultados.
Perderás centímetros, reducirás tallas y además nos aseguran que de manera permanente, de forma totalmente eficaz.
Se utiliza una técnica de criolipólisis, aplicación de frío sobre la grasa (adipocitos), estos adipocitos se cristalizan, se congelan, de esta manera las células grasas entran en apoptosis, el organismo procesa esa adiposidad y se elimina a través del sistema linfático, consiguiendo que nuestro cuerpo se valla esculpiendo poco a poco.
Coolsculpting es una solución para eliminar la grasa localizada que no se puede eliminar ni con dietas, ni con ejercicio, aunque las personas obesas lo pueden usar para resolver problemas en zonas determinadas”, así lo explica Myriam Yébenes, directora del instituto de belleza.

Coolsculpting

Como veréis el tratamiento no es exclusivo para mujeres, los hombres también pueden aplicárselo y beneficiarse de unos estupendos resultados.

Puede aplicarse en papada, abdomen, brazos, flancos, muslos, glúteo, cartucheras, rodillas… Se reducen centímetros desde la primera sesión a partir de la tercera semana y mejora gradualmente en los 3 meses posteriores.

¿Cómo me sentí y que noté yo en mi primera sesión?

Coolsculpting

Myriam Yébenes, directora del instituto de belleza, mostrando el aparato del revolucionario tratamiento.

Como os he comentado yo he podido probar el Coolsculpting, hace aproximadamente un mes acudí al centro de MY, mi problema principal era eliminar grasa acumulada en los flancos laterales, en cadera y cintura.
Lo primero además de atenderme de maravilla por todo el personal del centro, me realizaron unas fotografías en diferentes posiciones, primero para ver dónde era necesario aplicar con mayor intensidad el método y después también para poder comparar los resultados la próxima vez que vaya a mediados del mes que viene.
La profesional que me dio el ciclo me fue explicando cada paso que iba a dar y lo que yo notaría. Os diré que yo soy una persona bastante miedosa y que además tengo fobia a muchas cosas, por ejemplo no puedo ver las agujas.
Fue muy sencillo, lo único que noté fue un enorme frescor en la zona, una sensación como cuando te aplicas algo con mentol. El aparato no te produce ningún dolor y además a los pocos minutos de colocarlo, el frío desaparece y la zona digamos que queda adormecida, por lo que no sientes ninguna molestia.
El tiempo que tuve que estar en la sesión, me relajé totalmente, casi me dormí. Cuando me quitaron el aparato, la experta me aplicó un intenso masaje en la zona y después me comentó que la zona iba a notarla durante unos cuantos días adormecida, como cuando salimos del dentista.
Efectivamente, ningún dolor, pero sí como si esa zona lateral la tuviera acorchada, como con cierto hormigueo. Pasados esos días, nada. Lo primero que percibí en el espejo y no preguntéis la razón, es que había recuperado mi cintura, o yo la notaba más marcada. Ahora espero ir a mi próxima cita, imagino que tendré mínimo una segunda, aunque como ellos mismos te dicen las sesiones dependen de la persona y la zona a tratar. Yo os confieso que estoy muy ilusionada.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *