ORIBU: COCINA ASIÁTICA MODERNA EN PLENO CENTRO DE MADRID

La historia de Oribu (que significa “oliva” en japonés) se remonta a 2014, cuando nace de la idea de un joven emprendedor, Iván, madrileño de toda la vida pero de origen chino, que decide abrir un restaurante de cocina asiática moderna en la calle Barquillo, en pleno centro de Madrid.

 

Iván Zhan, propietario de Oribu.

 

Oribu se propone aportar “algo cool” y novedoso dentro de lo asiático, conectando dos mundos totalmente diferentes: Oriente y Occidente. Una fusión entendida como un estilo de vida.

 

Cocina asiática moderna y novedosa

Su objetivo es ofrecer cocina asiática moderna y novedosa, auténtica y de calidad, que se combina con ingredientes y técnicas occidentales y en la que no faltan guiños a la cocina mediterránea, como en los Dim Sum (la especialidad de la casa) de rabo de toro.

 

Dim sum de rabo de toro con crema dulce de zanahoria y reducción de Oporto.

 

Las diferentes áreas hacen de Oribu un proyecto multiespacio, concebidas así para disfrutar de los distintos ambientes y convertir cada experiencia en única. Por eso, además de la oferta gastronómica, cuentan también con una sugerente selección de vinos y una carta de coctelería diferente, hecha a medida y para cualquier ocasión. Todo ello con unos precios asequibles, al alcance de cualquier bolsillo.

 

La elaborada cocina de Oribu Modern Asian Eatery & Dim Sum Bar une la gastronomía asiática, (japonesa, surasiática y china) con elementos, sabores y técnicas de la cocina contemporánea. Desde creaciones originales y novedosas hasta las opciones de vapor más clásicas y emblemáticas de la cocina china, destacando la sección de Dim Sums Oribu Style, auténticos y caseros, como el Xiao Long Bao Shanghainés, relleno de caldo y panceta ibérica jugosa, el dumpling shanghainés por excelencia.

Los platos están pensados para degustar, probar, compartir y disfrutar de momentos originales que dejen un sorprendente sabor de boca, ganas de repetir y sobre todo poder conocer más la gastronomía asiática.

Cuentan también con menú del día por un precio de 12,50€ y Menús de grupo (35 y 45 €). 

 

Las recomendaciones del chef

-Ensalada Thai de Gambón a la plancha, mango y aguacate con sweet chilli dressing

-Xiao Long Bao Shanghainés, relleno de caldo y panceta ibérica jugosa

-Okonomiyaki de cangrejo “Soft Sell” en tempura crujiente, huevo frito y salsa japo

-Bao de panceta confitada, pepino holandés, cilantro y mayo-sriracha

 

-Tacos Japo-Gaditanos de camarones, langostino, Wakame-Guacamole-Wasabi

-Dim Sum de rabo de toro, patata a la crema de queso de Llanes y seta china

-Maki Ak-47 de atún rojo picante

 

-Curry Thai rojo de langostinos tigre, leche de coco y verduritas al fuego de wok

 

-Secreto Ibérico al Teppanyaki japonés con mix de salsas Hanoi

-Torrija de sobao pasiego al lemon-grass y leche de coco con helado de yogur búlgaro

 

Múltiples ambientes divididos en tres plantas

Del diseño y decoración del espacio se encargó el arquitecto Álvaro Oliver Bultó, logrando recrear diferentes atmósferas logrando siempre un lugar confortable, sin ruidos, que invita a relajarse y dejarse llevar.

Una de las principales características en la decoración es la multiplicidad de ambientes a través muebles vintage combinados con toques contemporáneos, sillas de madera, cuero y metal envejecido o lámparas de aire contemporáneo o pedrería, porque la fusión se siente desde el mismo momento en el que entras por la puerta.

 

 

El local está dividido en tres plantas. La primera ofrece un lugar idóneo para comer o cenar, tomar una copa o unas tapas, o bien merendar degustando las exquisitas tartas caseras y el afternoon tea, con mesas bajas y algunas altas de madera, griferías de antaño, una antigua alacena con su menaje y una barra simulando un auténtico bistró.

 

 

Subiendo las escaleras se encuentra una encantadora buhardilla donde divisar el local, más acogedora para una comida o cena reposada, con confortables sillones y estanterías de madera caoba. Y en la planta baja se sitúa el comedor, con sus mesas de madera envejecida, y columnas verde agua propios de un café antiguo.

 

 

Pero si algo destaca de Oribu es su salón privado, un verdadero comedor con chimenea, estanterías con libros, sillones chester… que invitan a una reunión relajada e íntima o a un reencuentro con amigos. A todo esto se le une una acogedora terraza interior y una terraza exterior en temporada en la encantadora Plaza del Rey.

 

Datos de interés

Oribu

Modern Asian Eatery & Dim Sum Bar

Calle del Barquillo, 10, 28004 Madrid

www.oribugastrobar.com

Teléfono. 915 24 03 17

Horario:

13.00-16.30 (lunes-viernes), 20.30-23.30 (domingos-jueves), 20.30-00.30 (viernes y sábados).

Lunes noche cerrados.

Terraza abierta todo el día durante la temporada.

Capacidad: 120-140 personas

Precio medio: 25-30 €

 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *