GINGER LOVERS BOX, DE SCHWEPPES, EL REGALO PERFECTO PARA SAN VALENTÍN

Con su frescura cítrica, su diversidad en matices y un atractivo color dorado que ilumina y da vida al whisky y a otros destilados oscuros, Schweppes Ginger Ale ha demostrado que el concepto de perfect serve no sólo existe para el gin tonic y ha cautivado a aquellos espíritus libres e inconformistas que buscaban un combinado diferente. Pensando en este público y fiel a su filosofía de crear tendencia, cultura y pasión, la firma de mixología de referencia en nuestro país ha querido evolucionar el concepto de cofre experiencia para ofrecer un producto exclusivo que se presenta como el regalo perfecto para los amantes del diseño y de la alta coctelería.

 

Un cofre que encierra las tendencias más en boga

Ginger Lovers Box es un completísimo pack diseñado en torno a Schweppes Ginger Ale, un mixer versátil que ha vuelto a poner de moda los combinados a base de whisky. En su creación, Schweppes ha unido fuerzas con una serie de establecimientos de plena tendencia que han conquistado a los madrileños y que han sido especialmente escogidos por la marca por compartir con ellos los valores de creatividad e innovación y la vocación por ser pioneros y visionarios en sus respectivos sectores.

Una de estas alianzas es peSeta, la marca de moda y accesorios fundada en Madrid hace más de una década por la diseñadora y empresaria Laura Martínez del Pozo. En su taller de Noviciado trabaja en divertidas ediciones limitadas de complementos textiles que triunfan en nuestro país gracias a sus colaboraciones con firmas e instituciones como Marc Jacobs, Primavera Sound, Berlinale y Mugaritz, entre otras muchas. Amante de las telas y fiel a la producción sostenible y cien por cien nacional, Laura ha trasladado su particular universo creativo al imaginario de Schweppes para crear las dos piezas de moda que incluye Ginger Lovers Box: una pajarita en la edición de hombre y una diadema turbante en la edición de mujer. Ambas están confeccionadas en tela y su estampado se inspira en el cromatismo del icónico luminoso de Schweppes del edificio Carrión de la Gran Vía y homenajea al influyente y colorista movimiento de arquitectura y diseño industrial iniciado en los años ochenta por el Grupo Memphis.

 

Experiencias pensadas para parejas sin complejos

Además del regalo físico, Ginger Lovers Box incluye un cheque de experiencias especialmente pensadas para parejas modernas, atrevidas y sin complejos y que se podrán canjear desde el 14 de febrero hasta el 14 de marzo. Así, Schweppes propone celebrar la noche más íntima del año con dos cócteles de autor en Salmón Gurú, el local del prestigioso bartender y Schweppes Mixing Master Diego Cabrera y el primero en Madrid en entrar a formar parte de la lista de los mejores bares del mundo según The World´s Fifty Best Bars. Sus combinados únicos, inspirados en sus viajes por América, Europa y Asia donde descubrió nuevas formas de entender la coctelería y el uso de ingredientes poco frecuentes, demuestran que la imaginación desbordante es imprescindible para ser un fuera de serie tanto en el amor como en el arte de la mixología.

 

Ginger Lovers Box para él…

La versión masculina del pack incluye una experiencia vinculada a la recuperación de las tendencias, discurso que ha inspirado a Schweppes a la hora de lanzar Ginger Ale y rescatar los combinados a base de whisky. Se trata del clásico arreglo de barba y servicio de corte de pelo en el establecimiento para hombres por autonomasia: la barbería. El referente en Madrid y escenario elegido para conocer de primera mano los rituales de afeitado clásicos es Malayerba, que desde su privilegiada ubicación en la Plaza del Dos de Mayo y utilizando sólo productos ecológicos, ha retomado con gran éxito la tradición de los establecimientos de los años cincuenta donde los hombres se afeitaban, se cortaban el pelo y debatían sobre lo divino y lo humano.

 

 

Ginger Lovers Box para ella…

Por su parte, la chequera para chicas incluye la realización (previa cita) de un tiny tattoo, la tendencia imperante en el mundo del tatuaje femenino basada en el minimalismo, las líneas rectas y finas y los diseños en los que prima el detalle y la sencillez. Schweppes ha escogido a Mao & Cathy por su carácter visionario al tratarse del estudio más veterano de España y uno de los más prestigiosos. Su origen es la historia de amor de sus artífices, una pareja cuya pasión por la ilustración y la cultura motera les llevó a conocerse a finales de los años ochenta y a unir fuerzas para convertirse en pioneros en el mundo del tatuaje en España.

 

 

Por último y como no podía ser de otra manera, el cofre en sus dos versiones incluye el manual básico para el perfect serve, una botella de Ginger Ale y una miniatura de bourbon Premium. Y es que con su intenso sabor y una fresca sensación picante, el Ginger Ale de Schweppes es ideal para mezclar con bourbon por el contraste picante que aporta el jengibre al toque dulzón y avainillado del roble, con rones añejos con suaves toques de melaza para percibir el contraste, con vodkas de carácter y para usar en todo tipo de cócteles con y sin alcohol. En definitiva, un mixer versátil que se adapta a los gustos y al estilo de cualquier pareja de enamorados.

Ginger Lovers Box puede adquirirse en peSeta (C/ Huertas, 37), en su tienda online y en la barbería Malayerba (Plaza del Dos de Mayo, 3). El precio de ambos modelos (masculino y femenino) es de 99 €.

 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *