EJERCICIOS SENCILLOS Y BENEFICIOSOS PARA REALIZAR A DIARIO

La falta de tiempo y de motivación para ir al gimnasio o practicar algún deporte no son excusas para cuidar nuestro cuerpo. Para todas aquellas que el ejercicio se le resiste, Intimina, compañía que ofrece la primera gama de productos dedicada a cuidar los aspectos de la salud íntima femenina, ha seleccionado cinco sencillos ejercicios que se pueden realizar a diario dedicándole solo unos minutos al día.

 

 

Sentadillas

Además de conseguir unos glúteos tonificados y unas piernas más fuertes, practicar sentadillas a diario ofrecen una mayor agilidad y flexibilidad.

Para hacerlas, solo basta hacer unas 20 sentadillas al día, y no llevará más de cinco minutos. ¿Cómo? Es importante colocar los pies alineados a la cadera y dejar que el peso del cuerpo caiga sobre los talones. A continuación, hay que llevar la cadera atrás y flexionar las rodillas como si fuéramos a sentarnos en una silla. Si se quiere añadir intensidad, se puede sostener peso en los brazos con ellos estirados.

 

Caminar

 

Además de la facilidad para practicar este ejercicio, lo mejor son los beneficios que aporta. Mejorar la circulación, previene enfermedades cardiovasculares, ayuda a perder peso, aumenta la energía… Todo son ventajas. Solo basta con dedicarle unos 30 o 40 minutos, aprovechando momentos del día: caminar para ir al trabajo, para volver a casa, dar un paseo por un parque… Sin duda, un hábito muy saludable para mejorar el bienestar.

 

Ejercicios de Kegel

Esta rutina es muy beneficiosa para evitar futuros problemas de salud: prevenir la incontinencia urinaria, recuperarse tras el parto, mejorar las sensaciones durante las relaciones sexuales… Estos ejercicios consisten en contraer los músculos del suelo pélvico hacia arriba y hacia adentro durante unos segundos para fortalecer y tonificar esa zona. Con cinco minutos al día, se sentirán los beneficios.

Para practicar correctamente estos ejercicios y conseguir los máximos beneficios, existen ejercitadores que ayudan a ello. Por ejemplo, la Rutina de Kegel Laselle de Intimina cuenta con tres esferas de distintos pesos (28 gr, 38gr y 48gr) que proporcionan la cantidad justa de resistencia para mejorar la fuerza del suelo y asegurar que se está realizando la técnica correcta de levantar hacia arriba.

 

 

Asimismo, para un entrenamiento más a fondo, el KegelSmart de Intimina es buena opción. Se trata de un dispositivo innovador e inteligente que reconoce la fuerza de la musculatura a través de 5 niveles, desde el más débil hasta el más fuerte, cada uno con una rutina de ejercicio con el ritmo y la duración adecuados para ese nivel.

 

 

Estiramientos

La carga de trabajo y el estrés del día a día hacen que nuestros músculos queden tensos y agarrotados. Para prevenir futuros problemas y posibles contracturas, lo recomendable es dedicar unos minutos al día a estirar todos los músculos de nuestro cuerpo.

Para el cuello, lo mejor es girarlo de un lado a otro con la columna erguida unas cinco veces seguidas. De esta forma, se conseguirá destensar la musculatura de esa zona. Asimismo, para la espalda, un ejercicio recomendable es juntar los brazos y elevarlos lo máximo posible.

Por otro lado, para el tren inferior, existe un estiramiento muy sencillo: sobre una colchoneta, con el cuerpo boca arriba, flexionar una pierna mientras que se eleva la otra. Con diez repeticiones por cada pierna se conseguirá una mayor flexibilidad y agilidad en los movimientos.

 

 

Tonificar brazos

Los brazos son una parte importante de nuestro cuerpo que más delata el paso de los años. Practicar a diario una rutina de ejercicios hará que tengas los brazos más ágiles, con fuerza y tonificados.

Con unas pequeñas pesas o mancuernas se pueden realizar estos ejercicios en casa.  Basta con colocar las piernas abiertas a la altura de los hombros y levantar las pesas en un ángulo de 90 grados con la espalda recta. Con tres series de 10 repeticiones, es suficiente. Basta con bajar a las pesas a la altura de la cadera lentamente y volver a subir.

 

Foto de portada de Christopher Campbell para Unsplash




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *