ABRAZA TU DISEÑO: SOLO SERÁS FELIZ SIENDO TÚ MISMO

Cuando analizaron mi Carta de Diseño Humano, fue impactante pero, más que nada, fue un bálsamo porque me reconocí en esencia, me di cuenta de que había tomado el rumbo correcto para mí en muchas ocasiones y registré los errores que seguía sosteniendo inconscientemente.  Fue revelador y extraordinario: así soy yo.  Y ahora que yo las analizo, veo la misma reacción en quienes se encuentran consigo mismos, simple y profundamente.  Es tocar el alma de alguien con una varita mágica.

Este sistema de autoconocimiento fue canalizado por el físico canadiense Robert Alan Krakower (Ra Uru Hu), en 1987, e integra elementos de Astrología, I Ching, Cábala, Genética y Física Cuántica.  Es una radiografía de tu ADN y también una guía, porque brinda herramientas concretas para fluir con la vida, en lugar de lucharla.  A través de la fecha, hora y ciudad de nacimiento, te muestra en una Carta (Rave) información empírica que puedes usar en tu vida cotidiana.

En lugar de chacras, aquí tenemos Centros, algunos tienen color y otros no.  Los que lo tienen son Definidos: es lo que traemos fijo de nacimiento, activo durante toda la vida, es lo que somos y lo confiable.  Lo que está sin color es lo Sin Definir y son nuestros aprendizajes.  ¿Cómo aprendemos?  A través de los Definidos: incorporamos información, emociones, paradigmas, direcciones, energía, etc.  Con el tiempo, vamos logrando nuestra propia síntesis y mejorando nuestra vida a través de estas influencias, pero esos Centros nunca serán fiables porque dependen del entorno.  Por eso, es tan importante un ambiente enriquecedor y variado.

Estos condicionamientos comienzan en nuestro nacimiento, con nuestros padres, y siguen con la familia y la sociedad.  A la edad de ocho años, estas memorias quedan grabadas y comenzamos a creer que eso somos.  Nuestra mente (la del ego) quiere lo que no tiene, nos sentimos atraídos por todo lo Sin Definir en nuestro diseño y terminamos alejándonos cada vez más de lo que sí somos (lo Definido).  A esto se le llama vivir en el No-Ser.  La mayoría hacemos eso.  Interpretamos esos Centros Sin Definir como fallas, como carencias y pasamos la vida tratando de llenarlas, de ser los mejores, de cumplir expectativas de la sociedad para sentirnos completos, sin comprender que YA somos perfectos, íntegros.

Nuestros Centros Definidos nos proveen de lo que necesitamos; nuestros Centros Sin Definir nos acercan a los demás para intercambiar aprendizajes; nuestro Tipo (Manifestador, Generador, Proyector, Reflector) nos brinda las estrategias para fluir sin luchas ni esfuerzos; nuestro Perfil (son doce) nos muestra los roles que llenan nuestro propósito; nuestra Autoridad Interna (que no es la mente) nos proporciona las decisiones correctas para nuestro diseño.

Esa enorme claridad es lo que lo hace tan atractivo.  ¿No te gustaría comprender para qué eres y cómo eres?  Pobremente gobernados por el Ego, todavía no hemos entendido que la guía real es la del Alma y que debemos reeducar al Ego para que cumpla los propósitos que Ella desea en este aquí y ahora, el único lugar de poder que existe.

Viniste con todas las cualidades, potenciales y aprendizajes para vivir con abundancia, placer, confianza, conexión, amor, alegría.  La Carta de Diseño Humano te muestra con total certeza y claridad los recursos para lograrlo, el camino hacia tu plenitud y felicidad.  Eres único y perfecto cuando eres tú mismo. La Vida se abre ante ti y te presenta lo que necesitas cuando fluyes con tu energía en la Gran Energía.

 

Laura Foletto

Analista de Diseño Humano desde Argentina

www.abrazarlavida.com.ar

Guía y Recursos para la Nueva Energía




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *