PIEL RADIANTE EN OTOÑO CON EL PROTOCOLO RESCATE DE SKIN CLINIC

Los cambios de estación son bastante agresivos con nuestra piel, que se debilita, se apaga y se muestra mucho más reactiva hasta que se adapta a las nuevas condiciones climáticas. Para combatir estas reacciones adversas existen tratamientos eficaces, que hacen que nuestro cutis esté fuerte. SkinClinic cuenta con un protocolo inspirado en los tratamientos profesionales en cabina que es perfecto para realizar en casa, obteniendo resultados sorprendentes y devolviendo la vitalidad a la piel en cuestión de 20 minutos.

Renovar la epidermis y lucir un cutis sano, uniforme y luminoso es tan sencillo como seguir estos tres sencillos pasos:

 

1-Limpieza en profundidad

La espuma limpiadora de SkinClinic posee activos dermoprotectores y deja la piel limpia, mate y acondicionado para el tratamiento que se aplique posteriormente.

Su fórmula, que incluye ácido glicólico, avena, glicerol y manzanilla, elimina las impurezas y el exceso de grasa dejando la piel limpia y sin rastro de brillos.

El ritual comienza aplicando una generosa cantidad en las manos de este cosmético y extendiéndolo sobre el rostro evitando contorno de ojos. A continuación se masajea suavemente un par de minutos. Para terminar, aclara con abundante agua.

 

 

 

Espuma_limpiadora_SkinCLinic

 

2-Mascarilla de renovación y aporte extra de Vitamina C

La mascarilla C-Power de SkinClinic es una auténtico chute de vitalidad para tu rostro. Su acción limpiadora, renovadora y  anti-aging es perfecta para completar el tratamiento y añadir un aporte extra de luminosidad, gracias a su alta concentración de vitamina C y ácido kójico, que neutraliza los radicales libres y evita su pigmentación.

Se aplica espolvoreando suavemente de dos a cuatro veces sobre las manos muy húmedas hasta formar un gel. Si es necesario se añaden unas gotas más de agua. Una vez aplicada sobre el rostro húmedo, se deja secar entre cinco o diez minutos y se retira con agua.

 

SkinClinic - C-POWDER

 

3-Firmeza y reparación

El tratamiento finaliza aplicando las ampollas antiaging Fito-C SPF 15, que ejerce una potente acción regenerante. Aporta luminosidad, firmeza, reparación y protección solar. Son perfectas para revitalizar las pieles estresadas, fatigadas y con signos de la edad.

Sus exclusivos Phytoproteoglycanos® reducen la profundidad de las arrugas de forma visible, favorecen la reparación, luchan contra el estrés oxidativo ambiental y regeneran el ADN celular. Además, contiene Vitamina C estable, antioxidante e iluminadora; silicio orgánico, regenerante y reafirmante; y ácido hialurónico, con acción hidratante.

Se recomienda realizar un suave masaje en cara, cuello y escote durante la aplicación del producto hasta la absorción del producto. Su envase reutilizable permite utilizar la ampolla, una vez abierta, durante 2-3 días, cerrándola cuidadosamente después de cada aplicación.

 

SkinClinic- ampolla antiaging Fito-C SPF 15
Para conseguir los resultados deseados, es recomendable realizar este protocolo un par de veces a la semana, preferiblemente por la noche, que es cuando nuestra piel se renueva y se repara. Las pieles muy grasas o con tendencia acnéica pueden incluso hacerlo un día sí y un día no.

 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *