ÁBREGO 2013, UN TINTO DISTINTO DE TIERRA DE CASTILLA

Bodegas Calar, fundada en 2005 en la centenaria finca de Montanchuelos, en el Campo de Calatrava (CR), presenta Ábrego 2013, uno de los vinos más singulares de Tierra de Castilla en la actualidad. Ábrego 2013 es un 100% tempranillo, con nueve meses de crianza en barrica, que empieza ahora su andadura. Un vino sorprendente que rompe los límites de la tipicidad de su entorno.

 

Nota de cata

De color rojo picota intenso, con capa media alta, bien cubierto, y ribetes violáceos. En nariz se aprecian frutos rojos, madera, incienso, resina, grafito, destacando su mineralidad y frescura. En boca es fino, untuoso y largo. Con taninos perfectamente integrados con el alcohol y sorprendente equilibrio tanino-acidez.

Ábrego 2013 estrena imagen, creada por el diseñador Joaquín Gallego, quien presenta la identidad de bodega a través de un dibujo a mano del trigo que crece en la finca Montanchuelos, ocupando los laterales de la nueva etiqueta de color ocre, y dejando el espacio central a la marca.

 

ÁBREGO 2013

 

 

 

 

• Indicación de origen: Vino de la Tierra de Castilla

• Tipo de vino: Tinto envejecido en barrica

• Variedad de uva: Tempranillo 100%

• Elaboración y crianza: 9 meses en barrica. Barricas: (50%) nuevas (50%) de segundo uso. Roble francés (60%) y americano (40%)

• Volumen de alcohol: 14,5º

• Temperatura de servicio: 14-16º

• Conservación recomendada: hasta el año 2022

• P.V.P.:  10,90 €

 

 

 

 

 

Bodegas Calar, fundada en 2005, es un proyecto de la familia Moreno Carmona. Situada en la Finca Montanchuelos, una antigua Encomienda de la Orden de Calatrava, constituye un enclave inalterado con unas características diferenciales: el origen volcánico de sus suelos, los viñedos en ladera (en las estribaciones de Sierra Morena) y su reducida producción la convierten en una pequeña rareza en su zona. Con 20 Ha de Tempranillo que rodean la bodega, cultivadas a la manera tradicional, dispone de todas las instalaciones necesarias para la elaboración, envejecimiento y embotellado de sus vinos. La empresa se mantiene en manos de la familia, ahora con la segunda generación al frente dirigida por Sagrario Moreno. Bajo la dirección técnica del enólogo vallisoletano José Carlos García Vega, los vinos de Bodegas Calar son la expresión de un estilo propio buscado y deseado: vinos revolucionarios en su entorno, que respetan y transmiten la personalidad de sus suelos a partir de prácticas vitivinícolas mínimamente intervencionistas.

 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *