MARIA TERESA CAMPOS PENDIENTE DE RECUPERAR LA VISIÓN

 

En la mañana del jueves 18 de mayo, dos días después de que Maria Teresa Campos hubiera sido ingresada por un Ictus en la Fundación Jiménez Díaz lo que la familia ya agradecía era que se hablara del traslado a planta y quedaba pendiente el resultado de una resonancia que aportaría un poco de luz a la evolución.

Terelu confirmó que aunque la lesión no había sido excesivamente intensa si que había afectado a una “zona malísima”. Su hermana Carmen concretó más al añadir que le había afectado exactamente al músculo óptico y que no puede ver con nitidez.

La opinión de los médicos es que podría volver a recuperar la visión con absoluta claridad, pero matizan que hay que armarse de paciencia porque cada cuerpo es un mundo y hay personas que consiguen salir antes y otras que necesitan mucho más tiempo.

La opinión tanto de Terelu como de Carmen es que su madre tiene que cambiar su perspectiva de la vida a raíz de este incidente. “Pero es un proceso que se tiene que meter en la cabeza, con la ayuda de las personas que sean necesarias. Hacerle ver que es fundamental para seguir viviendo”.

 

 

 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *