SABORES ITALIANOS Y AMBIENTE DE DISEÑO EN EL CENTRO DE MADRID

Disfrutar de platos suculentos de alta gastronomía italiana en un espacio vanguardista y de diseño sin tener que pagar un dineral es posible gracias a Ôven Mozzarella Bar. Este restaurante ubicado en plena Gran Vía Madrileña abrió sus puertas el año pasado y ya cuenta con una clientela fiel, que acude con frecuencia a este restaurante para saborear sus propuestas culinarias elaboradas siguiendo un proceso artesanal con las mejores materias primas. Su extraordinaria ubicación, su elegante decoración y su personal, atento y encantador, terminan de hacerlo irresistible irresistible.

 

Un nuevo concepto de cocina italiana con sorpresas internacionales

Como su nombre bien indica, en este restaurante se sirven Mozzarellas y Burratas procedentes de Italia que hacen las delicias de los más queseros. Hay diferentes opciones, entre las que destacan la Burrata Ôven, con tomate, mézclum de lechugas gourmet, aceite de oliva, pimienta rosa, uvas de temporada, fresas y salsa pesto y la Burrata Mediterránea con aceituna negra, alcaparras y tomate seco. La mozzarella, por su parte, proviene de queseros de la Denominnación de Origen protegida de Campana, se elabora exclusivamente con leche de búfala y se puede disfrutar al estilo clásico (con milhojas de tomate, aceite de albahaca y pimienta rosa), al estilo nórdico (con salmón ahumado, salsa de eneldo y alcaparras) o al estilo almadraba (con ventresca de atún y cebolla roja).

 

Burrata Ôven

Burrata Ôven

 

Los mejores embutidos artesanos procedentes de zonas históricamente especializadas de Italia, también tienen mucho protagonismo en la carta. Destaca por ejemplo la mortadela de Bolonia que se presenta condimentada con trufa negra.

Cómo no, hay que detenerse en su pasta, con propuestas tan suculentas como Rigatoni al horno (con tomate, mozzarella, champiñones, peperoni y parmesano), tortelli Zucca (con relleno de calabaza con foie y reducción de Pedro Ximénez) y papardelle de trufas y setas.

Y, por supuesto, no hay que olvidarse de sus pizzas, elaboradas a partir de una mezcla de tres harinas italianas que, después, fermenta dando como resultado una masa fina, ligera y muy digestivo. Hay variedades para todos los gustos, desde las más clásicas, como la picante diábola (con peperoni y aji amarillo) o la pampera (con discos de calabacín, tomate natural, láminas de provolone, bacon y orégano), hasta creaciones propias, como una increíble pizza de pera y trufa, pasando por una particular calzone, también al horno de leña, de proscuito, champiñón y tomate o la pizza de trufa y huevo (base de boletus, mezcla de setas, huevo de corral al tartufo y aceite de trufa).

 

Pizza-Oven

 

Los más golosos pueden poder un broche de oro a la velada con bocados deliciosamente dulces, entre los que destacan el tiramisú, el biscotti, la panna cotta y el helado. Estos postres son caseros y se elaboran a diario en el propio restaurante siguiendo las recetas italianas más clásicas.

 

Sorpresas Ôven

Aunque la carta expone fundamentalmente comida italiana, Ôven no es, ni quiere ser, un restaurante italiano al uso. Los clientes se sorprenderán al encontrar otro tipo de platos, como ceviche, el tartar de atún y el postre apple cramble en la oferta. Y más todavía si se repite experiencia, ya que el equipo del local renovará la carta cada seis meses incluyendo nuevas y deliciosas ideas. Y lo hará de la mano del conocido chef Fabio Morisi que, de origen italiano, lleva años trabajando en proyectos de nuestro país, presenta los programas Pasta Gansa y Cocina Italiana en el Canal Cocina y es profesor en el conocido concurso de cocina Masterchef.

 

Una carta de vinos modesta pero muy adecuada

Para maridar la oferta de comida, Ôven cuenta con una carta de vinos que, si bien no es muy extensa, sí es correcta y adecuada para acompañar los platos y donde destacan un Bosque de Matasnos (Ribera del Duero) y un Juan Gil (con D.O. Jumilla).

 

Dos espacios diferenciados y unas vistas privilegiadas 

Su ubicación y sus dos plantas con diferentes ambientes y amplios ventanales permiten al comensal observar de manera privilegiada la vida que transcurre en el centro de la capital o, si lo prefiere, puede curiosear cómo entran y salen las pizzas del horno. Un horno de piedra de alta gama, a la vista de toda la primera planta, que ha sido forjado por los mejores fabricantes de hornos de Italia y que cuenta con un funcionamiento perfecto a la hora de distribuir el calor y el aroma de la leña de encina.

 

Planta baja oven

 

La segunda planta, a la que se puede acceder por escaleras o ascensor, se divide en dos zonas: un gran espacio diáfano con amplios ventanales con vistas a la Gran Vía y mesas para comensales y una barra con mesas altas en la parte interior, donde los clientes pueden tomar algo mientras esperan mesa o finalizar la comida o la cena con un cóctel sin cambiar de local.

 

Mural-Oven-Gran-Vía

 

Interior-Oven

 

Mención especial merecen los baños, ya que recuerdan a antiguas ruinas, con vasijas elevadas y un ladrillo recuperado de los muros de carga del propio edificio.

 

 

ÔVEN MOZZARELLA BAR

C/ Gran Vía, 6. Madrid

Tel. +344 916 225 706

www.oven.es

Precio medio: 25 €

DJ en directo viernes y sábados de 23.00 a 2.00 h.

 

 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies