LOS QUE DIERON CASI POR MUERTO A MICHAEL DOUGLAS HACEN EL RIDÍCULO

 

Medios americanos hablaban hace apenas unos días de que al actor Michael Douglas podían quedarle seis meses de vida. Los rumores de que se encontraba en estado terminal se han disipado cuando el propio Douglas ha colgado en las redes sociales unas fotografías donde se le ve disfrutando de la nieve en Aspen junto a su mujer, Catherine Zeta Jones, ajenos completamente a toda la polémica sobre su salud.

Ya su representante desmintió hace unos días las informaciones dadas, asegurando que el productor de cine se encontraba bien y que estaba limpio de aquel cáncer. La información recogida por la web de El Comercio deja en ridículo a “prestigiosos” medios que han metido la patita hasta la cadera.

Además, parece que el matrimonio atraviesa uno de sus mejores momentos, justo cuando se cumplen 15 años desde que se dieran el ‘sí quiero’, y tras una breve separación en 2013. Catherine Zeta-Jones también ha compartido algunas fotos en Instagram. En una de ellas se le puede ver radiante junto a su marido, en la que ha escrito: «Me encanta esquiar con sol».

En 2010 Michael Douglas fue diagnosticado de cáncer de garganta en un estadio cuatro. En 2013, en una sincera y conmovedora entrevista a ‘The Guardian’, el protagonista de ‘Instinto Básico’ confesó que tenía claro que contrajo cáncer de garganta por haber practicado sexo oral. Entonces, y una vez superada su enfermedad, aseguró al diario británico que ni el tabaco ni el alcohol se encontraban entre las causas de su enfermedad: «No me arrepiento de haber fumado y bebido. El cáncer que yo tenía lo causó el virus del papiloma humano, que viene en realidad del cunnilingus», explicó con toda crudeza.

En un principio Michael Douglas pensó en el estrés como causa de su cáncer: «Me preocupé por si el encarcelamiento de mi hijo desencadenó el cáncer. Pero lo cierto es que es una enfermedad de transmisión sexual». Cabe señalar que su hijo Cameron, fruto de su primer matrimonio con Diandra Douglas, cumple prisión por posesión y tráfico de estupefacientes en una prisión federal.

En esa misma entrevista Douglas recordó, cuando se le diagnosticó el cáncer en agosto de 2010, la cara del médico al solicitar una biopsia. Fue entonces cuando los médicos descubrían un tumor del tamaño de una nuez debajo de la lengua que, según Douglas, «ningún otro especialista había visto previamente».

 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies