SORPRESA… UNAS FOTOS PONDRÍAN EN DUDA QUE EL MARIDO DE RAQUEL SÁNCHEZ SILVA SE HUBIERA SUICIDADO

El detalle de una fotografía del cadáver de Mario Biondo ha llamado la atención de la Fiscalía italiana

Según publica el periódico El Comercio en mayo se cumplirán tres años de la muerte de Mario Biondo, pero aún quedan muchas dudas que resolver en torno a ella.

La justicia italiana sigue investigando el fallecimiento del marido de Raquel Sánchez Silva. Y es que, a pesar de que en nuestro país el caso se cerró al considerarse un suicido, en el país de origen del cámara han seguido investigando la hipótesis que su familia ha defendido desde el principio: el asesinato.

La web Chic dice:

La trágica muerte de Mario Biondo, marido de la presentadora Raquel Sánchez Silva, es ahora objeto de investigación por parte de la Fiscalía italiana. Los abogados de la familia Biondo tratan de ahondar en el caso, disconformes con el diagnóstico de la Justicia española. La criminólogaRoberta Bruzzone ha analizado 15 fotografías del cadáver de Biondo, fallecido en mayo de 2013 en lo que, según su familia, se trató de un caso de asesinato.

Bruzzone ha asegurado, tal y como publica la prensa italiana, que “el lazo al cuello era tan ancho que la cabeza podía resbalar del pañuelo sin problemas”. Una afirmación que podría dar un giro radical a la investigación, reforzando la tesis del asesinato. “Las señales del cuello apuntan a que fue estrangulado”, dice la criminóloga italiana. “Algunos de los detalles que muestran confirman nuestra tesis: Mario no se suicidó sino que alguien quiso representar su muerte“.

Una de esas quince fotografías ha resultado ser la clave del razonamiento que ahora maneja la Justicia italiana: esa imagen podría demostrar que el cadáver no pendía de la estantería, sino que sus piernas descansaban en el suelo con cierta holgura.

Hay otro factor que se ha señalado para reforzar la tesis que ahora divulgan los medios italianos: la excesiva pulcritud del entorno. “El orden, absolutamente todo estaba en orden en la habitación, hasta una hoja de papel apoyada sobre el escritorio. Es antinatural”.

Sea como fuere, estas declaraciones han revolucionado la crónica social italiana. La televisión y los medios escritos se están haciendo eco de la versión de Bruzzone y acusan, además, a la española Raquel Sánchez Silva de bloquear la investigación.

La mala relación de la presentadora y la familia de su marido fue evidente desde los primeros momentos, ella misma dio por buena la versión de la Policía española y quiso dar el tema por zanjado, en vez de apoyar a los padres de Mario en su reclamación de nuevas investigaciones. Sin duda, en Italia se resisten a dar el caso por zanjado.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *