MOVIDA CON LA HERENCIA DE LINA MORGAN…

Así lo cuenta El Comercio:

Lina Morgan no tenía hijos, pero ha dejado muchos huérfanos: su familia, sus amigos y sus fans. La muerte de la actriz, acontecida el 20 de agosto, desató la tristeza entre sus allegados, impactados por la pérdida de alguien tan querido. Sin embargo, con el paso de los meses, lo que se está produciendo es un espectáculo de enredo a cuenta de su herencia, que era bastante sustanciosa: algunos la cifran en diez millones de euros.

La actriz que hizo reír a varias generaciones dejó gran parte de su patrimonio a su chófer, Abelardo, y a su hombre de confianza, Daniel Pontes. Pero ahora, un sobrino de la protagonista de ‘La tonta del bote’, Julio López, podría impugnar el testamento por no estar de acuerdo con el reparto. Pontes, que es la persona que compartió los últimos años de la vida de la vedette cómica con más brillo de España, está tranquilo.

«Dejó la herencia a las dos personas que más nos lo merecíamos», admite tajante el mismo hombre que renunció a la cuantía económica de la Medalla Internacional de las Artes que la comunidad de Madrid otorgó a Lina Morgan a título póstumo y que se empleará en un busto de la artista. Además del sobrino díscolo, otro de los que no ha visto un euro de la fortuna es el Padre Ángel, íntimo de la intérprete y con el que colaboraba muchas veces en obras de caridad. Esto ha indignado a unos cuantos conocidos, pero el cura le resta importancia al asunto: «Somos herederos de Lina Morgan, pero del cariño, no del dinero».

 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies