LO QUE LE PASÓ A KIKO MATAMOROS EN LAS CEJAS

Todo el país se pregunta que le ha podido pasar a Kiko Matamoros en las cejas como para tener que someterse a una nueva operación de cirugía estética. En esta ocasión se trata de un implante de pelo en las cejas. El tertuliano, que parece haberse vuelto adicto a las operaciones de estética, ha pasado recientemente por el quirófano para someterse a una intervención tan poco común como el ‘repoblado’ de cejas. «Se me habían despoblado y había perdido personalidad», ha dicho para justificar su sorprendente decisión.

La operación, según se encargó de relatar él mismo en televisión, duró cuatro horas y «ha sido bastante molesta y dolorosa». Consistió en la extracción de pelos de la parte posterior de la cabeza para su posterior colocación en las cejas. En cada una de ellas, aseguró, se le reimplantaron 500 pelos a través de microinjertos. El tertuliano se mantendrá de baja durante una semana debido a las molestias. «No es solo el dolor de los pinchazos en las cejas, sino también los de la extracción del pelo en la parte posterior de la cabeza»




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *