PIDEN QUE SEAN AZOTADOS LOS PROMOTORES DEL CONCIERTO DE ENRIQUE IGLESIAS

Después de su concierto del 20 de diciembre en Colombo, la capital de Sri Lanka, Enrique Iglesias escribía en su cuenta de Instagram una nota de agradecimiento a los fans, junto a las imágenes de la actuación: «Estuvisteis increíbles anoche. Me habéis dado un millón de razones para volver. Os quiero, Colombo». Justo una semana después, el presidente del país, Maithripala Sirisena, pedía que los promotores del concierto fueran «azotados con la cola de una raya venenosa», un deseo que, incluso si uno no conoce bien las milenarias costumbres del antiguo Ceilán, no parece muy amable.

¿Qué ocurrió para que el acontecimiento musical fuera interpretado de manera tan distinta por unos y otros? Nada fuera de lo normal en otras citas de Enrique Iglesias con sus incondicionales: algunas se emocionaron más de la cuenta, se quitaron la ropa interior y la lanzaron al escenario. Una conducta a la que el autor de ‘Bailando’ está más que acostumbrado, pero que no gustó ni pizca a Sirisena. «Es un comportamiento incivilizado que va contra nuestra cultura. Algunas mujeres, bajo la influencia del alcohol, lanzaron sus sujetadores a los artistas o se subieron al escenario para besarles. Estos conciertos indecentes no deberían recibir la autorización para celebrarse nunca más en Sri Lanka», sentenció el presidente, a quien también le parecieron obscenos los precios de las entradas, de hasta 220 euros, tres veces más que el salario mínimo.

«No digo que se azote con la cola de una raya venenosa a estas mujeres, pero sí a quienes organizaron tal evento», sugirió el mandatario, que no quiso decir, pero dijo. Dar latigazos con un pez era un castigo físico que se aplicaba en la isla hace siglos a los delincuentes y que hoy en día es solo una forma de hablar.

Y como aviso a navegantes ha resultado la mar de eficaz: los organizadores de este concierto asiático del Sex and Love World Tour -no es que no estuvieran avisados- han tardado solo un día en pedir perdón. Sin citar las palabras del presidente, la promotora Live Events, propiedad de dos estrellas del críquet local, ha reconocido que el concierto se le fue de las manos y ha anunciado que devolverá el dinero a quienes se sintieran ofendidos por la «indecencia» de sus compatriotas.

 

 

 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *