TOÑO SANCHÍS… ÚLTIMA HORA… SUS AMIGOS Y CLIENTES AHORA LE PONEN A LOS PIES DE LOS CABALLOS

Tras el susto del pasado viernes, Toño Sanchís ha aconsejado públicamente: “No hay que automedicarse uno, por muy mal que se esté, hay que hacer caso a los médicos y no hay que automedicarse”.

Pone fin así a las especulaciones que hablaban de un intento de algo que, según el propio Toño, no existió.

Por su parte quien es o ha sido su gran amigo Kiko Matamoros asegura que a eso de la una de la madrugada, tres horas después de su ingreso en el Hospital Puerta de Hierro, los médicos le daban el alta, algo a lo que-siempre según la versión de Kiko-Toño se negó prefiriendo permanecer en el Hospital hasta el mediodía del sábado.

Así lo recoge el Diario Vasco «Tengo una noticia que es muy agradable porque va a quitar tensión al dramatismo que vivimos el viernes, lo que pasa es que va a dejar a Toño en un lugar un poquito peor», anunciaba el colaborador. «Me dicen que el ingreso se produce por una intoxicación muy leve, en el sentido de que a pesar del testimonio de Toño, el equipo médico obtiene que ha tomado dos medicamentos inofensivos a los efectos que teóricamente se pretendían, era Enantyum y un analgésico. Se produce el lavado gástrico a petición del propio Toño Sanchís y su familia, los médicos consideraron que no era necesario. A la una le dicen que puede irse a su casa, pero Toño y su familia declinan esta invitación y piden que si se pueden ir al día siguiente por la mañana», ha explicado Matamoros.

La presunta maniobra de Toño Sanchís para evitar que Belén Estebandiera detalles sobre la supuesta estafa de la que ha sido víctima ha caído en el plató de Sálvame como una bomba. «¡Qué vergüenza!», ha exclamado Kiko Hernández. «Se ha tomado un antiinflamatorio y un paracetamol. ¿Por eso le han ingresado?», se ha preguntado incrédula la conductora suplente, Paz Padilla. «¿Y yo he estado dos días intoxicándome más que él porque no podía pegar ojo pensando que tenía parte de la culpa de ésto?», ha ironizado Mila Ximénez. «Me siento estafada. Sería incapaz de hacerle eso a la persona que menos me guste del mundo», ha reaccionado Terelu Campos, quien ha considerado que el mánager ha jugado con los sentimientos de muchas personas. «No se puede jugar con eso, eh», han concluído los colaboradores.

Por su parte, Belén Esteban ha declinado pronunciarse a pesar del «dolor de estómago» que se le pone cuando se calla, según ha señalado.

Aún no está claro qué es lo que realmente ha sucedido con Toño Sanchís, ni antes ni después de lo acontecido este viernes. Pero Paz Padilla ha lanzado un mesaje: «el programa -previsto para el pasado Sálvame Deluxe- lo haremos este viernes».




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies