MARÍA DE MORA NOS LO CUENTA… “LA TRISTEZA DE BELÉN ESTEBAN”

A veces las historias interminables no acaban de terminar todo lo bien que desearíamos. Me refiero a la pareja televisiva que durante años han formado Belén Esteban y su representante, Toño Sanchís  (la muchacha de San Blas y el muchacho que vendía teléfonos móviles), Lejos quedan las sonrisas, miradas y buenas palabras que se profesaban mutuamente. La noche del viernes vimos a una Belén Esteban desamparada, triste, dolida y, sobre todo, preocupada. Y digo preocupada al recibir la noticia de que Toño Sanchís podría haber tenido un intento de suicidio ingiriendo pastillas… No voy a entrar en detalles sobre el asunto Esteban-Sanchis, ya que es voz pupuli, quiero centrarme en el buen corazón de Belén Esteban. Esa noche compartí plató con ella, observé cómo su cuerpo y rostro se hundían al leer en el teléfono de Kiko Matamorós la noticia que llevaba el mensaje de lo que había sucedido con Toño Sanchís: su presunto intento fallido… Quedó destrozada en aquel momento; no sabía qué hacer, iba de un lado para otro, rompió a llorar murmurando que ella tenía la culpa de todo… Poco a poco se fue reponiendo, las llamadas de su familia y del propio Miguel (su Miguel) le ayudaron a restablecerse.

Belén Esteban, el fenómeno televisivo, se ha derrumbado y no por el supuesto engaño y estafa de Toño Sanchís, no, se ha derrumbado por Lorena, la mujer de Toño, y por sus hijos, por todo lo que, de ser ciertas las acusaciones que se han hecho hacia Toño, va a tener que soportar esta familia y, sobre todo, por el estado de salud de su exrepresentante en estos momentos.

La vida de Belén Esteban ha sido un reality show desde hace una década y media. Prácticamente a diario hemos podido seguir la trayectoria de su vida, amores y desamores penas y glorias… Su vida ha transcurrido de plató en plato, digamos que casi se podría decir que Belén Esteban ha vivido en ellos. Habrá personas que la amen y otras que la ignoren, pero todos estamos de acuerdo en que Belén lo ha dado todo por la audiencia, su trabajo y esfuerzo no han pasado desapercibidos, han sido muchísimas horas, días, meses y años los que la princesa del pueblo a dedicado a todos los espectadores que, a día de hoy, la siguen queriendo y respetando.

Nadie puede decir que Belén Esteban no se ha ganado estar hoy donde está y, por supuesto, nadie es quien para quedarse con el fruto de tantos años de trabajo, mancillando la confianza absoluta. Aun así, Belén Esteban llora desconsolada la situación de Toño Sanchís.

Veremos con el tiempo si todas las acusaciones hacia Toño son ciertas o no, pero si hay algo de lo que estoy segura es que en un futuro podremos ver cómo Belén Esteban podría recuperar la confianza en Toño, dándole una segunda oportunidad y ayudándole a restablecer su carrera profesional como manager. Belén Esteban sabe el poder mediático que tiene y estoy segura de que no dejará que Toño caiga, el corazón de Belén hará que Toño resurja como el Ave Fénix y si no al tiempo… La historia interminable acaba de empezar…

 

… Por María de Mora

 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies