ESTE VIERNES MUCHO MORBO EN LA BODA CAYETANO RIVERA Y EVA GONZÁLEZ

 

Según informa la versión digital de El Comercio en Mairena de Alcor ha empezado ya la cuenta atrás. El próximo viernes se casa su vecina más famosa, la modelo y presentadora Eva González (Sevilla, 1980), que dará el sí quiero al torero Cayetano Rivera Ordóñez (Madrid, 1977), el hijo pequeño de Paquirri y Carmina Ordóñez. Se trata de la boda del siglo para este municipio sevillano de 22.500 habitantes. De eso, no hay duda. Otra cosa es que sea el acontecimiento del año para la crónica social de este país. El enlace de Eva y Cayetano ha sido recibido por muchos con un «por fin» porque la pareja es una de las más veteranas del panorama rosa. Empezaron a salir en 2009 y casi desde el principio les han intentado casar por lo civil y hasta por lo militar. Cuando más fuertes sonaron las campanas de boda, en otoño de 2013, la pareja atravesaba una profunda crisis que acabó en un ‘stand by’ de 9 meses.

Por eso, el anuncio que hicieron el 30 de agosto a través de las redes sociales y no del ‘Hola’ –la publicación de cabecera de la familia del novio, que sella cada gran acontecimiento con una generosa exclusiva– pilló con el pie cambiado a muchos. Ahora, una vez asumida la sorpresa inicial, la prensa del corazón es reticente a llamar boda del año a este esperado ‘sí quiero’. «No lo es para nada», apunta la periodista y escritora Rosa Villacastín. «No tiene el peso para serlo», ahonda Antonio Rossi, colaborador de ‘El Programa de Ana Rosa’, en Telecinco. En realidad, aseguran que «de esas bodas ya no quedan». «Ni siquiera lo fueron las dos de Fran Rivera (el hermano de Cayetano) con Lourdes Montes», precisa Villacastín. Eso sí, ninguno de los dos profesionales niega el atractivo de esta ceremonia sobre la que aún no se sabe si habrá exclusiva de ‘Hola’, aunque «entraría dentro de lo normal. Cayetano es un personaje cuidado y valorado», aporta Rossi.

Lo que sí parece claro es que se tratará de un evento muy personal. Primero, porque han elegido el pueblo natal de ella como escenario y estarán rodeados de su familia y de sus amigos, en un entorno poco acostumbrado a los focos: su padre, Manuel, era agricultor y su madre, Encarni, siempre ha ejercido de ama de casa. Y segundo, porque han sido los propios novios quienes se han encargado de los preparativos, de los que apenas han trascendido detalles por expresa petición de los contrayentes, obsesionados con blindar su privacidad.

Eva y Cayetano lo han dejado todo listo en un tiempo récord, dos meses, y sin hipotecar su felicidad. «Si se quiere algo sencillo y bonito se puede conseguir sin problemas. Aunque quizás lleven mas tiempo con este asunto del que creemos…», apuntan Lidia y Patricia Gómez, fundadoras de Weddings with Love, una empresa con base en Sevilla que se encarga de organizar todo tipo de bodas. «Nos hubiera encantado ayudarles, pero no ha sido así…». Eso sí, hace un mes le hicieron llegar a Eva su ‘Diario de la boda’, una especie de agenda para que «no se le escapara ni un solo detalle». Seguro que le habrá venido muy bien porque durante estas ocho semanas ha compaginado las tareas organizativas con sus compromisos en Canal Sur y ‘MasterChef’.

El que ha echado el resto ha sido Cayetano, que ha suplido con creces la ausencia de Eva en algunos momentos: «Me he ocupado de muchas cosas». En el AVE que enlaza Madrid con Sevilla no era raro verle con maletas y paquetes varios durante sus cada vez más frecuentes viajes. Por eso, esta boda será «más suya que la primera», apuesta Villacastín. En aquel enlace de 2001 en Gijón con la actriz Blanca Romero, la mano que estuvo detrás de todo fue la de su madre, la malograda Carmina Ordóñez, «espectacular en su papel de madrina». En esta ocasión, Cayetano se apoyará en el brazo de su suegra, Encarni, para llegar al altar. Y si se lo están preguntando, sí, «aquella boda fue incluso más relevante que ésta», precisa Rossi.

Comparaciones aparte, la iglesia de Mairena de Alcor se va a quedar pequeña para acoger a los asistentes. Se han enviado unas 400 invitaciones –sobrias, clásicas, nada cursis–, el mismo número que para la boda civil de Fran y Lourdes en septiembre de 2013. «Vendrán todos los toreros, los compañeros de ella en la tele, sus amigas modelos: María José Suárez, Elisabeth Reyes, Raquel Rodríguez… Gente muy guapa», detalla Villacastín. Tampoco faltará la familia, claro. De hecho, el padrino será Curro Vázquez, que además de apoderado y tío de Cayetano, tiene una gran complicidad con la novia. «Aunque aquí el morbo va a estar en el encuentro entre los hermanos Rivera», subraya Rossi. Está previsto que asistan Fran, por supuesto, Julián, el hijo menor de Carmina con Julián Contreras, y Kiko, el vástago de Paquirri con Isabel Pantoja. La relación entre los cuatro nunca ha sido muy fluida, salvo en los últimos tiempos, en los que Cayetano, ‘el Conciliador’, se ha encargado de echar tierra sobre las viejas rencillas familiares y limar asperezas.

Por todo ello, se espera una fuerte presencia de medios de comunicación, a los que la hora del enlace les hace un favor. «A las doce y media no habrán terminado los programas de la mañana, que podrán dar en directo la entrada de la novia a la iglesia», señala Villacastín. Es más, puede que algunos, como ‘Espejo Público’ o ‘El programa de Ana Rosa’ «alarguen un poco la emisión» para comentar el secreto que mejor guarda la novia: su vestido. A Eva la vestirá Pronovias, como ya hiciera con su cuñada Lourdes Montes en su enlace civil, y se embolsará 200.000 euros en concepto de publicidad por llevar dos trajes, adelanta ‘Vanitatis’. Por su parte, Cayetano será fiel a Armani, la firma que le convirtió en modelo hace ocho años y con la que mantiene una excelente relación. No se descarta que algún miembro de la familia del diseñador italiano se acerque hasta Sevilla para acompañarle en este momento.

‘MasterChef’ y flamenco

Como en toda boda que se precie, habrá banquete. Será en la Hacienda Molinillos, una casona del siglo XVII totalmente rehabilitada que cuenta con un patio de más de 1.000 metros cuadrados y un cenador cubierto y climatizado con capacidad para 400 personas. Sus dueños tienen mucha experiencia en este tipo de eventos, aunque aquí no han tenido la oportunidad de desplegar sus armas. «Los novios se han encargado de todo», desde la decoración hasta el menú, otro de esos grandes misterios. Las hermanas Gómez se atreven a hacer algunas apuestas sobre lo que habrá en la mesa:«No faltará el jamón, el marisco y los vinos de la tierra. Aquí somos de buen comer». Además, Eva ha pedido ‘sopitas’ a sus compañeros de ‘MasterChef’ Samantha Vallejo-Nágera, Pepe Rodríguez y Jordi González, con el que la prensa intentó liarla más de una vez cuando estaba en crisis con Cayetano.

Otra cosa para la que habrá hueco será para el baile y el flamenco. Aunque la fiesta no podrá durar mucho porque la novia trabaja al día siguiente. Desde la productora de ‘Se llama copla’, que emite Canal Sur, confirman que la presentadora estará al pie del cañón en el directo de esa noche. El viaje de novios, por tanto, tendrá que esperar. «Será una luna de miel muy cotizada. Puede que sea uno de los reportajes más caros si se consigue hacer», augura Rossi.

 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *