ALERTA MUNDIAL: SE PUEDE ELEVAR 3 METROS EL NIVEL DEL MAR

 

 Alerta mundial un área clave de la Antártida Occidental ya podría estar lo suficientemente inestable como para desaparecer y causar un incremento de tres metros en el nivel de los océanos, según han advertido este lunes los científicos.

El estudio sucede a una investigación realizada el año pasado y encabezada por el glaciólogo de la NASA Eric Rignot, que advertía que el hielo de la Antártida había llegado a un punto de retracción irreversible, que el derretimiento era “imparable” y podría elevar el nivel del mar en 1,2 metros.

Ahora, los investigadores del Potsdam Institute for Climate Impact Research de Alemania apuntaron a los impactos a largo plazo del crucial sector del mar de Amundsen, en la Antártida Occidental, “muy probablemente se ha desestabilizado”. Mientras investigaciones anteriores “estudiaron la evolución futura de esta región a corto plazo, aquí damos un paso más y simulamos la evolución a largo plazo de toda la capa de hielo de la Antártida Occidental”, indican los autores en los anales de la Academia Nacional de Ciencias.

Los investigadores utilizaron modelos informáticos para proyectar los efectos de 60 años más de derretimiento al ritmo actual y previeron que “ocurriría una desintegración completa a largo plazo”. En otras palabras, “toda la capa de hielo marina se volcará al océano, causando un incremento global del nivel de los mares de aproximadamente tres metros”, indican los autores.

“Si la desestabilización ya comenzó, un incremento de tres metros en el nivel del mar en los próximos siglos a milenio podría ser inevitable”, añaden. Incluso solo unas pocas décadas de calentamiento de los océanos puede desencadenar un derretimiento que dure cientos a miles de años. “Una vez que las masas de hielo se ven afectadas, que es lo que está ocurriendo actualmente, responden de una forma no lineal: hay una ruptura relativamente súbita de la estabilidad tras un largo periodo en el cual se ven pocos cambios”, advierte el principal autor del estudio, Johannes Feldmann.

 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *