OJO SERIAS DUDAS SOBRE MARCAPASOS DIGITALES

 

‘Hackear’ una cuenta de correo electrónico, hacer temblar la red de seguridad de una multinacional o grabar imágenes a través de la cámara de un portátil ajeno; estas son algunas de las acciones contra la seguridad cibernética que más se ven en los medios de comunicación.

Sin embargo, los hackers pueden acceder a cualquier dispositivo electrónico en la actualidad y así poder robar o modificar la información. El director de S2 Grupo, una empresa especializada en seguridad informática, Antonio Villalón ha alertado del riesgo de los aparatos inteligentes relacionados con la medicina y que tras un ataque se puede poner en riesgo la salud.

Villalón asegura que, por el momento, no se conoce ningún caso real, pero asegura que en diferentes pruebas se ha demostrado que es posible controlar remotamente un marcapasos digital y alterar su funcionamiento.

“Los dispositivos médicos conectados a la red presentan dos tipos de problemas: los asociados a la privacidad del paciente y los relacionados con el control de la herramienta”, explica Villalón. “En el caso de los marcapasos el ataque es más preocupante, porque se puede llegar a modificar el comportamiento del dispositivo”, añade.

Ataques de ciencia ficción

Como asegura el director de seguridad de S2 Grupo, en la vida real no se han dado casos de ataques cibernéticos a marcapasos digitales. Sin embargo, en las series de ficción norteamericanas sí se ha producido esta situación.

El caso más cercano se vivió en la Casa Blanca. El médico personal del exvicepresidente George W. Busch, Dick Cheney, le aconsejó que desconectara el wifi de su marcapasos para evitar posibles ataques y modificar las funciones de control remoto del dispositivo.

“Es imposible garantizar la seguridad total de un dispositivo. No se pueden evitar los ataque, pero sí reducir su impacto mediante medidas que disminuyan las vulnerabilidades de este”, sentencia Villalón.

Publicado en “El Norte de Castilla”

 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *