POLÉMICAS FOTOS: UNA MANCHA BLANCA EN EL VESTIDO DE KATE MOSS

A los 41 años, la fiesta no terminó para Kate Moss. La modelo sigue “de rotation” como a los 20, y su pasado con las drogas vuelve a perseguirla.

El jueves por la noche, Kate cenó en un conocido restaurante de Londres y luego se reunió con amigos en un boliche (“all the night”, diría el Gigoló). A la salida del restó la esperaban los fotógrafos, como siempre, pero la modelo no estaba como para los flashes.

Se la vio con los ojos perdidos, inestable, desconectada y su vestido negro estaba manchado con un misterioso polvo blanco, que según informa el periódico digital 26N hay quien se aventura a rumorear que bien podría ser alguna sustancia ilegal.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *