CÁCERES: ACUSADA DE “MALTRATO BESTIAL” A SU HIJO

El próximo martes está previsto que se siente en el banquillo de los acusados en Cáceres una mujer, nacida en Brasil, acusada de cometer verdaderas atrocidades con su hijo desde los cinco hasta los diez años. Ella, L.C.S. se vino a vivir a España, comenzando en el 2008 a residir en Navalmoral de la Mata con un español con el que tuvo un hijo. Ella aportó al matrimonio otro hijo de una anterior relación, siendo éste el que ha sido víctima de graves malos tratos.

Según señala la Fiscalía, desde que el niño tenía cinco años el matrimonio le sometió, «a una constante situación de humillación y maltrato bestial». Le golpeaban casi a diario. Le castigaban muchas noches pasando horas enteras arrodillado sobre arroz crudo, con los brazos en cruz y con peso en las manos. La acusación pública señala que le trataban como a un criado, y cuando viajaban en coche le encerraban en el maletero, informa el diarioHoy.

En el verano de 2010, cuando el muchacho tenía siete años, estuvieron en una casa en una finca, y allí le encerraron, durante más de 15 días, en un habitáculo destinado a despensa, «sin relacionarse con persona alguna, sin aseo ni mínima limpieza, algún día sin comida y obligándole a que hiciese allí sus necesidades e incluso a que injiriese sus propias heces y orín», indica el escrito de acusación.

Herida abierta

En otra ocasión la madre flageló violentamente, con un cable, el pene de su hijo. Le causó una herida abierta, que ella cerró cosiéndola con aguja e hilo. Otra vez la madre le golpeó de tal manera el brazo izquierdo que le rompió el codo. No le llevó al hospital y el hueso se consolido mal, teniendo ahora una deformidad en el codo.

El calvario para este menor terminó en 2014, cuando tenía diez años, al pasar a ser atendido por la Junta, que también retiró al matrimonio la custodia del hijo tenido durante su relación.

Agredido desde los cinco a los diez años, el niño tiene su cuerpo lleno de cicatrices.

El fiscal pide para la madre 25 años de cárcel, pero también solicita el mismo tiempo de prisión para el que fue su marido, por maltratar igualmente al niño o por ser testigo de como la madre agredía al hijo sin hacer él nada para impedírselo.

El acusador solicita que la madre y su expareja (convivieron juntos hasta el mes de junio de 2011) indemnicen al menor con la cantidad de 118.641 euros.

Otra petición al tribunal es que les inhabilite para ejercer la patria potestad o tutela del menor durante 29 años, además de no poder acercarse o contactar con él durante 35 años, y que se les prohiba usar armas durante tres años. Así lo recoge el portal de El Norte de Castilla.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies