“LO QUE LE FALTA A BERTÍN OSBORNE” LO CUENTA MÓNICA MARTÍNEZ

A Mónica Martínez-según publica El Comercio- siempre le hacen la misma pregunta: «¿Y tú no te desnudas?». «Por supuesto que no», contesta ella. Y es que no es fácil ponerse al frente de un programa tan original y a la vez polémico como ‘Adán y Eva’, el ‘reality’ que Cuatro emite los miércoles a partir de las 22.40 horas, y en el que los participantes buscan el amor después de haberse quitado toda la ropa.

Después de una primera temporada que levantó todo tipo de críticas y que cumplió con creces el objetivo marcado de audiencia, ‘Adán y Eva’ ha regresado igual de «pillín» y bien respaldado por 1.465.000 espectadores (8,4% de ‘share).

Es necesario quitarse los complejos cuando se compite contra una de las sorpresas de la temporada, Bertín Osborne y su programa de entrevistas en TVE ‘En tu casa o en la mía’ (2.779.000 espectadores y 15,1% de ‘share’) que se han convertido en líderes de una noche en la que también juegan duro ‘Top Chef’ (Antena 3) y la serie de Telecinco ‘B&B’. «El año pasado ya nos tocó competir con ‘Velvet’ (Antena 3) que es un trasatlántico en cuanto a audiencias. A Bertín lo que le falta es nuestro paraíso… ¡Aunque si se quiere desnudar es libre de hacerlo! (risas)», se defiende la presentadora.

El paraíso al que se refiere es la isla virgen de Filipinas donde se ha rodado la segunda temporada de ‘Adán y Eva’, algo que le sobra a un país formado por 7.107 archipiélagos. «Hay muchos paraísos en el mundo pero Filipinas nos parecía uno muy exótico. Lo bueno es que en esta ocasión nuestros ‘adanes y evas’ tienen una isla entera para ellos solos. Es un lugar idílico y salvaje, perfecto para encontrar el amor», explica Mónica Martínez. El año pasado el ‘reality’ se grabó en la isla croata de Mljet, una localización que ha sido sustituida para evitar curiosos.

Aunque de fauna anda sobrado de por sí el programa. Superada la sorpresa del desnudo, lo más criticado por la audiencia fue el terrible nivel cultural de los participantes. Esta noche volverá a concursar Estela, que fue la primera ‘Eva’ del ‘reality’ y saltó a la fama por no saber ubicar la Alhambra ni el río Manzanares. Y para colmo en esta segunda temporada mezclaran a participantes que no comparten el mismo idioma.

«Es una de las sorpresas de esta edición de ‘Adán y Eva’, las distintas lenguas van a dar mucho juego… Y lo digo con ambigüedad (risas). El lenguaje del amor es universal pero hay que entenderse», añade Martínez.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *