ISABEL PREYSLER Y VARGAS LLOSA: “ESTAMOS SEGUROS DE LO QUE HEMOS HECHO”

Isabel Preysler y Mario Vargas Llosa se presentaron oficialmente la semana pasada ante la socialité en Nueva York. Fue en la inauguración de una tienda de Porcelanosa, de la que Isabel es embajadora. A través de Hola han querido dar un paso más y declarar su amor a los cuatro vientos.

Con un posado debidamente tratado con photoshop, en el que aparecen muy sonrientes y el Premio Nobel no duda en tomar a su ‘reina de corazones’ por la cintura, Isabel se sincera y reconoce que se han hecho inseparables. «No queremos perder ni un minuto», confiesa. Toda una declaración de intenciones que pone el broche a tres intensos meses de relación. Y por si a alguien le quedaba a alguna duda -como a los hijos del escritor-, recalca que están «muy seguros» de lo que han hecho. «No ha sido una decisión precipitada».

Paradójicamente, fue durante una entrevista en ‘Hola’, hace treinta años, cuando se conocieron, aunque en aquella ocasión era Isabel la que hacía las preguntas a Mario. Ahora las tornas se han cambiado y es ella la que responde. «Hace poco la relación tomó otro cariz y hemos decidido no ocultarla», sentencia.

La chispa no surgió en aquel primer encuentro, pero sí una amistad que ha pervivido y que tres décadas después estalló en una cena organizada por el príncipe de Gales en junio. «Allí vivimos un momento muy intenso y desde entonces nuestra relación se ha ido consolidando», explica Isabel. A la que tampoco le importa que su nueva conquista tenga casi 80 años, 16 más que ella. «El amor siempre es el mismo pero, como dice Mario, ‘la experiencia añade al sentimiento una cierta sabiduría’».

Vargas Llosa, antaño un hombre casero, ha decidido compartir su verano con Isabel y han viajado por Oporto, Bruselas, la Costa Azul y la isla privada de Mustique. «Lo que nos ha servido para conocernos mejor», desvela Isabel. El escritor que criticase ‘La civilización del espectáculo’ parece que ya se ha acomodado a ella. «Se ha adaptado muy bien y hace esfuerzos por sobrellevar la intrusión mediática». O al menos lo intenta.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies