ESTA ES LA MODELO CON SÍNDROME DE DOWN QUE CONQUISTÓ NUEVA YORK

 

La australiana Madeline Stuart, de 18 años, ha hecho realidad su sueño de desfilar en la pasarela de Nueva York para la firma FTL.

Maddy, como llaman cariñosamente a esta joven australiana, es la segunda persona consíndrome de Down que desfila en la Gran Manzana, después de la actriz Jamie Brewer, famosa por su papel en la serie de televisión “American Horror Story”, lo hiciera el febrero pasado.

“Ella ama desfilar y la apoyo en su sueño, pero para mí y para ella se trata de propagar el amor y educar a la gente”, comentó Rosanne Stuart, madre y representante de Maddy.

Más allá de ser modelo, la gran aspiración de Maddy es cambiar la imagen de los discapacitados en un sector con códigos de belleza tan estrictos como el de la moda.

Hace más de un año bastaron las palabras “mamá, yo, modelo”, que salieron de la boca de esta joven con limitada capacidad de expresión oral para que su madre decidiera luchar por su sueño.

Ahora Maddy es el rostro de la empresa de cosméticos Glossigirl, mientras que la fabricantes de bolsos EverMaya ya ha bautizado a una de sus creaciones como “The Madeline”, cuyas ganancias se donan a la Sociedad Nacional del Síndrome de Down.

Además, Maddy ha sido nominada para galardones como “Orgullo de Australia” o “El joven australiano del año”, y pronto recibirá el premio “Modelo del año” Melange 2015, en San Francisco (EE.UU.), según su portal de internet.

Con más de 466.590 seguidores en Facebook, Maddy es una inspiración para personas con necesidades especiales, no solamente en su país sino también en Europa y en los países de habla hispana.

Sus conquistas la han convertido en embajadora honoraria de inclusión social, que lucha por derribar prejuicios contra la gente con necesidades especiales en el duro negocio de la alta costura, que ya empieza a incorporar a modelos con sobrepeso o transgénero.

“Madeline hace deporte todos los días de la semana y la llevo a todas partes, explica su madre. Ella quiere participar en todo, ha hecho paracaidismo, esquí acuático. Todo lo que yo considere que es seguro para ella”, explicó su orgullosa madre.

Antes de partir a Nueva York, Maddy, que ha perdido 20 kilos para convertirse en modelo, asistió el miércoles al Festival de Cortometrajes “Focus on Ability” en un teatro de Sídney con un vestido palabra de honor largo, blanco y plateado.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *