JOHNNY DEPP: “HE MATADO A MIS PERROS Y ME LOS HE COMIDO”

Son cientos de adolescentes, y no tanto, los que acampan desde las seis de la mañana frente al Palazzo del Cinema, donde a la noche Johnny Depp pasará, tal vez llegue a mirarlos, saludar o, con mucha suerte, firmar un autógrafo o sacarse una selfie. “Nunca entendí del todo el término fan -comenzó diciendo Depp en conferencia de prensa, ante 400 periodistas acreditados, una locura sólo posible en Venecia-, pero esencialmente puedo decirles que siento que ellos son mis jefes, y yo su empleado. Y están ahí afuera, sólo para decirme ‘Hola’, ‘Bienvenido’… Gastan su dinero para verme en el cine, escaparse dos horas de la realidad, ver una película… Es un sentimiento cálido, es conmovedor.”

Todo esto-según informa Clarín- Johnny Depp, que el 9 de junio cumplió 52 años, lo dijo arrastrando las palabras, entre balbuceos y risitas. Un Johnny Depp auténtico.

Tan sincero fue Depp que apenas llegó a la mesa de la conferencia de prensa, con una botellita de Beck en la mano, bromeó. “Esto es sin alcohol, así que estoy siendo responsable. Y si alguien me calumnia, es culpa de ustedes”, dijo señalando a la prensa.

Vestido con un saco verde, camisa blanquísima, el cabello algo mojado, con una suerte de jopo larguísimo, que se (pre)ocupó de correr hasta detrás de su oreja derecha en más de una oportunidad, Depp llegó hasta Venecia -donde tiene una mansión entre los canales- para presentar Pacto criminal, la película por la que seguramente volverá a estar entre los candidatos al Oscar. Muchos lo vemos como un renacimiento del actor de Ed Wood, luego de su comentado tratamiento para combatir sus adicciones.

En el filme de Scott Cooper (Loco corazónLa ley del más fuerte) interpreta magistralmente a James Whitey Bulger, un capo de la mafia en Boston, que en la vida real se volvió soplón del FBI, ayudando y siendo ayudado por un amigo de la infancia. La transformación de Depp es impresionante, ya desde lo físico. Luce pelado, utilizó lentes de contacto pintados -aseguró- y es tan frío y despiadado como Francella en El ClanPacto criminal, que en la Argentina se estrena el 22 de octubre, se exhibibe aquí fuera de competencia.

Y si el actor fetiche de Tim Burton aceptó venir a Venecia, cuando es tan reacio a acompañar un filme, y a dar entrevistas, es porque realmente debe sentirse orgulloso de la película. Y de lo que puede traerle en un futuro no tan lejano.

“Fue muy, muy importante para mí mirar tanto como lo haría Jimmy Bulger, hacerlo como fuese lo más humanamente posible -continuó el actor, que ya fue tres veces candidato al Oscar, hasta ahora sin suerte-. No es una obsesióm que tenga en parecerme y transformarme en los personajes reales, sino que para preparame para ser Bulger, busqué y miré material de archivo y escuché algunas cintas. Sentí que era esencial ser fiel y verdadero a los diferentes lados de Bulger, tanto como un frío asesino, o un buen padre de familia.”

“Es que hay algo poético sobre lo que él era capaz de hacer en su trabajo (así lo definió Depp), y al mismo tiempo, ser de esa población de inmigrantes irlandeses muy orgullosa, que fue leal siempre a su barrio, que estaba muy unido a su madre y a su hermano, que era un político muy destacado”.

El elenco que acompaña al actor de Alicia en el País de las maravillas, es multiestelar: Benedict Cumberbatch (su hermano), Dakota Johnson (de Cincuenta sombras de Grey), Kevin Bacon, Joel Edgerton, Juno Temple, Adam Scott…

Depp también dio que hablar por estos días, pero no por ningún desplante, sino por protagonizar una nueva publicidad de Dior, y ser así la cara de la fragancia Sauvage.

Y, tal vez entonado por la cerveza, y luego de que el ministro de Agricutura de Australia lo amenazó con encarcelarlo si vuelve a ese país, tras descubrir que había ingresado sus dos perros Yorkshire terriers en su jet privado, violando regulaciones australianas, respondió: “¿Si traje a mis perros a Venecia? Yo maté a mis perros y los comí, bajo las órdenes directas de, no sé, un hombre sudoroso de Australia”.

Lo que se dice un hombre políticamente (in)correcto.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies