CÓMO EVITAR LAS SEPARACIONES TRAS LAS VACACIONES

Según los datos extraídos del Consejo General del Poder Judicial, un 33% de los matrimonios no superan las vacaciones y deciden separarse a la vuelta de éstas. Por consiguiente, es aconsejable seguir una serie de pautas para evitar que los problemas, que surgen durante todo el año no se reavivEn durante los días de descanso.

Como se ha dicho, no es que los problemas aparezcan durante los días de descanso y en los viajes de repente, sino que se trata de discusiones anteriores, que se producen durante el resto del año y que no se han solucionado. Entonces llega el verano, y con él esa quincena o mes de relax. Son días que favorecen que la pareja tenga más tiempo para pensar y analizar la situación que están viviendo. Es normal que surjan diferencias o discusiones a lo largo de todo el año por cualquier motivo, pero es aconsejable que se traten de solucionar en el momento, sincerándose el uno con el otro y comunicarle el porqué del enfado. Sin embargo, los conflictos se suelen dejar de lado más veces de las que sería deseable y se espera que en las vacaciones todo se olvidará, pero está demostrado que no es así. En otras palabras, hay que fomentar el diálogo con la pareja y respetarse mutuamente las opiniones, sin intentar atacar durante todo el año y, por supuesto, también en las vacaciones.

Un error en el que caen muchas parejas, es creer que el cónyuge sabe en cada momento las necesidades del otro, y suponer que debe de adivinar cuales son los deseos que tiene en cada momento. Si se acude a una terapia de pareja, lo primero que aconseja el experto es que se exterioricen los deseos y necesidades que aparezcan para que el otro pueda ser consciente de los mismos, al igual que también se debe de comunicar aquellos pequeños detalles que, para alguno de los dos, son molestos y la pareja probablemente no sepa.

Otro aspecto muy importante es el de realizar actividades o buscar hobbies para pasar tiempo juntos. Es necesario dedicarse tiempo para uno mismo, pero también es importante escapar de la rutina y realizar alguna actividad de ocio con la pareja para divertirse y estar más conectados.

Con estas pautas mencionadas y con la ayuda de un terapeuta, se puede perfectamente reavivar la pasión y la unión entre los dos. Así pues, al llegar las vacaciones de verano el único motivo de discusión sea el qué hacer, a dónde ir o a dónde viajar.

 

 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies