FIN DEL MISTERIO DE LA SONRISA DE MONA LISA

Uno de los misterios populares sobre los que más teorías se han vertido es el que para algunos rodea a la Mona Lisa. El motivo por el que sonríe la modelo de Da Vinci ha acaparado los esfuerzos y las investigaciones de profesionales y aficionados. Ahora,  investigadores de las universidades de Sunderlanr y Sheffield han concluído que la enigmática sonrisa es un truco, una técnica posiblemente empleada por Da Vinci a la que han denominado “Sonrisa inalcanzable”.

“Como la sonrisa desaparece tan pronto como el espectador trata de atraparla, hemos llamado a esta ilusión óptica Sonrisa inalcanzable”, explican los investigadores. El efecto se logra mediante una técnica de difuminado llamada “sfumato”.

El estudio repara en que la media sonrisa no acompaña al resto del gesto y las facciones de la modelo, que son serios, lo que consigue que parezca que el retrato aporta diferentes expresiones para el espectador. Para descubrir este efecto los investigadores compararon la Mona Lisa con un retraro anterior de Da Vinci, en el que se da una característica similar, y con otras pinturas, como el retrato de una niña del pintor Piero del Pollaiuolo.

Los expertos realizaron además diversos experimentos con voluntarios y con impresiones de los cuadros, mostrándoselos a diferentes distancias y con ligeros desenfoques, pidiendo que dieran su opinión sobre la expresión de las modelos. Los voluntarios notaban cambios en la expresión cuando en la imagen sólo se veía nítidamente la boca, pero no cuando se veían el resto de los rasgos pero se tapaba la boca. El efecto se logra mediante una técnica de difuminado llamada “sfumato”, que elimina las líneas claras y difumina los contornos para fundir esas misteriosas sonrisas con el resto de la cara.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *