BODA POR TODO LO ALTO EN MÓNACO, PIERRE CASIRAGHI Y BEATRICE YA SON MARIDO Y MUJER

Una novia que no iba de blanco, un traje de Valentino en rosa pálido con capa en chiffón y bordados florales. La Casa Valentino está feliz de poder gritar a los cuatro vientos que Beatriz Borromeo llevó un Valentino.

El traje diseñado por los creativos de la firma para su boda civil con Pierre Casiraghi este pasado  25 de julio en el Palacio de Mónaco. La primera imagen se ha filtrado a través de las cuentas de Instagram y Twitter de la firma de alta costura.

La ceremonia fue totalmente privada, sólo 70 invitados de las familias Grimaldi, Casiraghi, Marzotto y Borromeo. A continuación se sumaron al resto de los invitados, unos 700 que disfrutaron de un almuerzo con aires de picnic.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *