CLAVES PARA VIAJAR EN PAREJA Y NO MORIR EN EL INTENTO

La tasa de separaciones y divorcios se dispara tras el verano. Sobrevivir a las vacaciones estivales es una auténtica prueba de fuego para los enamorados. Aunque se supone que se trata de la etapa más idílica y placentera del año, lo cierto es que no siempre es fácil convivir 24 horas al día con la otra persona, ponerse de acuerdo en qué planes llevar a cabo, organizarse para que cuidar a los niños no se convierta en la principal misión de los días de descanso…  En definitiva, para muchas relaciones para los que este momento se convierte en un auténtico infierno, tanto que deciden p1-oner fin a su romance tras la temporada estival.

Si crees que has encontrado a tu media naranja y no quieres que el verano acabe en divorcio, puedes reforzar tu relación siguiendo cinco pautas muy sencillas recomendadas por expertos psicólogos y terapeutas de pareja. Toma nota para tener unas vacaciones en paz:

 

1-Una buena planificación es muy importante para tenerlo todo bajo control. Es cierto que las vacaciones son el mejor momento para improvisar, pero es mejor saltarse el plan establecido de mutuo acuerdo que discutir por cada paso que vamos dando. ¡Ah! ¡Muy importante! Intentar repartiros las tareas que vayan surgiendo y que el peso no recaiga siempre sobre la misma persona.

2-Ceder de vez en cuando es un acto de generosidad que resulta clave para el buen funcionamiento de una relación, no sólo durante las vacaciones, sino también el resto del año. No trates de imponer siempre tus deseos, intenta ponerte en el lugar de tu pareja y sorpréndele con algún plan que pienses que le va a resultar atractivo. Si no se te ocurre nada, deja que la otra persona proponga alguna alternativa.

3-Diálogo constante. La comunicación es una herramienta básica en cualquier relación, sea del tipo que sea. Hablar mucho, deciros lo que más os gusta el uno del otro y tratar de hablar de los temas que os molestan sin alteraros ni atacaros; esa actitud nunca lleva a ningún lado. Hablando civilizadamente se puede encontrar el mutuo entendimiento. Recordar que incluso los peores momentos se llevan mejor con una sonrisa.

4-Sacar tiempo para estar a solas con la pareja es un arma infalible para recordar qué es lo que nos enamoró de la otra persona. Si tenéis hijos, buscar a alguien que os los cuide y disfrutar de una cena para dos, un paseo romántico, una carrera por la arena, un partido de pádel, una peli en el cine… Cualquier plan es bueno para tener una cita romántica.

5-También es necesario tener momentos para uno mismo. No tenéis que ir juntos a todas partes. Una cosa es estar unidos y otra muy distinta ser siameses. Echarse de menos, aunque sea un ratito al día, es muy positivo y ayuda a airearse. En vacaciones se necesitan estos espacios más que nunca, ya que se pasa demasiado tiempo al lado de la otra persona.

 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies