mariah

MARIAH CAREY SE COMPARA CON EINSTEIN: “TENEMOS MUCHO EN COMÚN”

Mariah Carey ha hablado… no se lo pierdan:

-“Mi madre es irlandesa, mi padre es negro y venezolano y yo… ¡Yo estoy bronceada, supongo!”.

-“Si solo me ves como una princesa, entonces no has entendido quién soy y todo por lo que he pasado”. Pensar en Mariah es pensar en cochazos, dúplex en Nueva York con vestidores más grandes que todas nuestras casas juntas, muebles dorados y mucho brilli-brilli. Pero esto solo es su venganza por todas las penurias que pasó antes de ser famosa. Trabajó de peluquera, camarera en restaurantes (aunque ha reconocido que no duraba en ninguno más de dos semanas porque siempre la despedían) y encargada de un ropero.

-“Recuerdo cuando fue la primera vez que me dije que algún día sería rica y famosa. Tenía 5 ó 6 años y estaba sentada en el coche de mi madre, uno viejo, sucio y verde. Mi hermana también estaba allí, enfadada, tenía 15 años y acababa de casarse porque se había quedado embarazada. Estábamos paradas en el parking de un supermercado y yo lo único que hacía era mirar por la ventanilla a toda esa gente rica con los coches llenos. Fue ahí cuando me dije ‘Algún día seré una estrella y compraré todas esas cosas para nosotras”.

-“Nunca me han roto el corazón y yo no se lo he roto a nadie”. ¿Es necesario recordar hasta qué punto tocó fondo cuando rompió con el cantante mexicano Luis Miguel en 2002 tras tres años de relación, con ingresos en hospitales por ataques de nervios y llamadas a la policía incluida pidiendo ayuda porque estaba fuera de control?

-“¿Un dúo con Jennifer Lopez? Antes prefiero estar en el escenario con un cerdo”. Mariah muchas amigas dentro de la industria no tiene.

-“Todo el mundo que conozco tiene un séquito, incluida la gente de mi séquito y mis perros”. Vive permanentemente acompañada de un equipo de 15 personas encargadas de que todo esté a su gusto allá por donde pasa, ya sea comprobar que los camerinos tienen la temperatura correcta, que las cámaras la graban en su ángulo bueno o que las habitaciones de los hoteles estén decoradas con objetos de Hello Kitty para que se sienta como en casa. Rizando aún más el rizo, tiene en exclusividad una persona encargada de llevar el papel higiénico que a ella le gusta por si el de los baños que visita no está a la altura, otra que le lleva los vasos a la boca para que beba sin tener que mover un músculo e incluso a una que camina detrás de ella para que la recoja por si se tropieza.

-“Aunque solo quieras que la gente te ame por lo que eres, a veces me siento como un cajero automático con una peluca puesta”. Cuando se casó en 2008 con Nick Cannon, tenía una fortuna de 150 millones de dólares y él no llegaba al medio millón. Tras su divorcio en enero el cómico recibió una cantidad suficiente de dinero como para no tener que trabajar en lo que le queda de vida. ¿Cuánto? Nadie lo sabe, ya que en el contrato prenupcial Mariah le obligó a firmar una claúsula de confidencialidad por la que Nick tendría que pagarle 250.000 dólares si contaba algo sobre el divorcio, y ella 500.000 a él si era ella la que rompía el contrato.

-“Está claro que Einstein y yo tenemos mucho en común”. El padre de Mariah era un ingeniero aeronáutico y su madre una cantante de ópera. Pero no es a su inteligencia a lo que se refería Mariah cuando soltó esta perla, sino a que el título de uno de sus discos es el de la fórmula de la Teoría de la Relatividad: E=MC2 .

-“Las mariposas siempre me siguen allá donde vaya”. Este insecto aparece en casi todas sus portadas.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies