CUIDA A TU BEBÉ CON LA COSMÉTICA NATURAL DE WELEDA

La piel de un recién nacido es cinco veces más fina que la de un adulto. Por eso, es mucho más sensible a influencias exteriores y pierde fácilmente calor y humedad, ya que la capa córnea todavía está poco desarrollada. Es de especial importancia no cargar esta piel tan delicada y permeable con sustancias sintéticas o perfumes artificiales.

La línea de bebé y niño de Weleda se compone de productos auténticamente naturales con ingredientes biológicos controlados desde su origen. Su uso está recomendado por pediatras y dermatólogos incluso en bebés con piel sensible o tendencia a eczema.

 

Cosmética natural

Weleda ha seleccionado dos ingredientes en concreto para aportar a los más pequeñines los elementos esenciales que su piel requiere:

Caléndula: esta planta de la familia del girasol es originaria del centro, este y sur de Europa y una de las plantas medicinales más eficaces en el campo de la dermatología. El mejor momento para recogerla es por la mañana, cuando las flores alcanzan la mayor concentración de sustancias valiosas, como carotenos y flavonoides, que aportan a la piel del bebé los nutrientes que necesita para desarrollarse. Además, ayuda a calmar la piel y les protege de las agresiones externas.

Almendra: este fruto es muy rico en ácidos grasos insaturados y vitamina E, además calma las pieles más sensibles y las hidrata de forma intensiva. También mejora la función de la piel como capa protectora, manteniéndola tersa y flexible.

 

Champú y gel de ducha de caléndula

Indicado para una limpieza suave de la piel y el cabello (formato 2 en 1), dejándolo suave y fácil de peinar. Además, es perfecto para el bebé porque no contiene jabón, su ph es afín a la piel y no irrita los ojos.

Sus ingredientes principales son tensioactivos de azúcar y coco, aceites de almendra dulce y sésamo, glicerina y extractos de caléndula, lo que hacen que sea ideal para pieles más sensibles, atópicas y con costra láctea.

PVP (200 ml.): 9,95 €

 

 

Baño de crema de caléndula

El Baño de Crema de Caléndula es ideal para los primeros baños del recién nacido. Convierte el agua en crema limpiadora y no produce espuma ni contiene tensioactivos. Además, no necesita aclarado, lo que hará del baño una tarea más sencilla. Como todos los productos de Weleda para bebés: cuida, relaja y protege la piel evitando el descamamiento.

Está formado a partir de aceites de almendra dulce y de sésamo, glicerina y extracto de caléndula que protege de la sequedad sin obstruir los poros. Aptos también para pieles atópicas.

PVP (200 ml.): 11,45 €

 

 

Aceite de Bebé de Caléndula

El Aceite corporal de Caléndula es ideal para el masaje infantil, ya que a través de este se estimula la actividad celular de la piel. Perfecto para el cuidado diario, protege al bebe de las agresiones externas y de la pérdida de calor. Además, refuerza las funciones protectoras de la piel de los más pequeños.

Realizada a base de aceite de almendras dulce, que calma las pieles más sensibles e hidrata de forma intensiva; extracto de flores de caléndula, que aportan a la piel del bebé los nutrientes necesarios para desarrollarse, y manzanilla, flor rica en propiedades calmantes, antiinfllamatorias y antisépticas.

PVP (200 ml.): 15,60 €

 

 

Aceite para la Tripita del Bebé

El aliado perfecto para prevenir y aliviar los cólicos del bebé. Su uso es muy sencillo: se aplican unas gotas de aceite sobre la zona abdominal del niño y se masajea. Lo ideal es realizar entre uno y dos masajes al día. El resultado es el máximo confort y bienestar, el bebé estará mucho más tranquilo y la mamá también.

Elaborado con aceite de almendra, que se absorbe de manera rápida. Debido a su alto contenido en ácidos grasos esenciales protege a la piel de la sequedad. Envuelve al bebé en una capa protectora que ayuda a mantener su temperatura corporal. Refuerza las funciones protectoras naturales de la piel.

PVP (50 ml.): 10,95 €

 

 

Crema Facial de Caléndula

La Crema Facial de Caléndula, además de cuidar e hidratar la piel del bebé, protege el rostro de las agresiones externas (frío, lluvia). Además, se extiende muy bien y es de fácil absorción.

Con aceite de almendras dulces, lanolina, cera de abeja y extracto de flores de caléndula hacen que esta crema sea perfecta también para manos o cualquier zona del cuerpo expuesta a aresiones ambientales.

PVP (50 ml.): 10,95 €

 

 

Crema Pañal de Caléndula

Un icono dentro de Weleda. La Crema Pañal de Caléndula protege la piel del culito del bebé contra la hidratación y la humedad de forma natural. Además, regenera y calma la epidermis enrojecida e irritada. Se aconseja aplicar una capa gruesa sobre la piel limpia y seca, diariamente en cada cambio de pañal de forma preventiva.

El óxido de zinc tiene propiedades aislantes y absorbentes, además aplicado extremamente forma una barrera protectora sobre la piel. La cera de abeja refuerza esta acción formando una fina capa protectora que no obstruye los poros.

PVP (75 ml.): 8,70 €

 

 

Leche Corporal de Caléndula

La Leche Corporal de Caléndula hidrata, suaviza y favorece la actividad celular y las funciones naturales de las pieles infantiles. Se absorbe fácilmente sin dejar una película grasa.

Sus ingredientes principales son el aceite de almendra dulce, el aceite de sésamo, glicerina, extractos de caléndula y cera de abeja, esta última es perfecta para regular la hidratación de la piel y protegerla de forma intensiva.

PVP (200 ml.): 13,50 €

 

 

La cosmética de Weleda puede encontrarse en farmacias, parafarmacias, herbolarios y tiendas especializadas en productos naturales

 

 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *