CUIDADO CON QUIENES METEN EL DEDO EN LA LLAGA

 Frases como, «qué mala cara tienes» o «has engordado» son de uso corriente. A este tipo de comentarios le suelen seguir consejos que, aunque envueltos en una apariencia de bondad, suelen dejarnos un mal sabor de boca. Pero no hay que dejarse engañar. Esas ‘agresiones’ no provienen de alguien que se interesa por nosotrassino de gente a quien no le importamos demasiado. Si nos apreciara realmente, preguntaría cómo nos encontramos y, aunque nos viera físicamente mal, no metería el dedo en la llaga para herirnos. Se limitaría a escucharnos con atención y solidaridad.

  • ·         La persona que subraya nuestros defectos suele envidiarnos inconscientemente cuando nos encontramos bien. Su actuación es un modo de atenuar su envidia. No acepta sus carencias y las señala en los demás para sentirse mejor. ¿Cómo podemos enfrentarnos a esos comentarios agresivos? ¿Cuál es la razón de que nos haga más o menos efecto lo que dice esa persona?

Más información en: http://www.mujerhoy.com/psico-sexo/sentimientos/poner-dedo-llaga-isabel-865289042015.html




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.