DOS NIÑOS IMPIDEN EL SECUESTRO DE SU HERMANO

 

El pequeño había acudido junto a sus dos hermanos, de 8 y 10 años, a un parque del condado de Lincol, en Washington, sin supervisión adulta ya que su niñera les había dejado ir solos. De repente, un hombre se acercó a ellos, cogió al pequeño del cochecito y salió con él huyendo. Una cámara de seguridad grabó ese momento y cómo rápidamente, tras él, aparecen sus dos hermanos, corriendo y gritando. Alertados, varios vecinos salieron tras él y finalmente, acorralado decidió dejar al pequeño.

Michael Wright, padre del niño secuestrado afirma que ni puede explicar la sensación, la ansiedad, y todo lo que pasa cuando un padre se entera de que le ha sucedido algo a un hijo. Y es que lo que le ocurrió fue que un hombre corría con él en brazos, estaba siendo secuestrado por un desconocido.

 




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.