LA VERGÜENZA QUE PASARON GEORGE CLOONEY Y SU MUJER

El restaurante Carbone de Nueva York les hizo pasar un mal rato y mucha vergüenza a los Clooney cuando el pasado lunes no aceptó una reserva para el señor y la señora Clooney que pretendían cear a las 20,30 horas.

Ante la negativa George les pidió si tendrían mesa una hora después, a las 21,30 y la respuesta fue rotunda: «Tampoco para las 21,30, ninguna excepción».

Todos los medios neoyorquinos han intentado entrevistar a los representantes del restaurante pero tienen orden de silencio total incluso los camareros.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.