LAS PROPUESTAS ECONÓMICAS DE «PODEMOS» DESAFÍAN A LA AUSTERIDAD ALEMANA

Excelente reportaje de Finanzas.com que aclara muchas dudas sobre el papel que podría suponer la entrada de «Podemos» en el gobierno.

En los mentideros financieros españoles no se habla de otra cosa, y quien más quien menos adopta una postura de prudencia ante el auge en las encuestas de Podemos, el partido liderado por Pablo Iglesias. Sus propuestas, impulsadas hasta el infinito por los casos de corrupción que se suceden sin remedio, parecen haber encandilado a los votantes pero provocan más de una mueca de disgusto entre los financieros; con matices claro, porque hay desde quien se lo toma con mucha calma hasta quién pronostica problema serios y fuga de capitales en caso de que Pablo Iglesias tenga finalmente que formar gobierno.

Hace unos díaslos analistas de Barclays pusieron sobre aviso a la ‘city’ con un informe en el que hablaban tanto de los riesgo independentistas en Cataluña como del auge de Podemos. No es buena cosa mezclar ambas cuestiones en el mismo cóctel y servirlo entre los banqueros londinenses, sobre todo porque «hace un par de meses ni se hablaba de esto», apuntan desde un ‘hedge fund’ español con inversiones en el Reino Unido. Esta misma fuente reconocer que, a día de hoy, «el miedo no parece exagerado pero si pasan los meses y los partidos no hacen nada la gente se empezará a poner más nerviosa».

¿Y qué pueden hacer los partidos? En realidad, el arsenal es limitado, más allá de reforzar su apuesta contra la corrupción y, en el caso del PP, confiar en que la economía no se tuerza y de más motivos de desaliento a los inversores. Aunque también aquí hay matices. Según ha declarado a Bloomberg Alex Quiroga, profesor de Historia Política Española en la Universidad de Newcastle, los partidos«van a hacer la campaña más sucia y dura contra Podemos que se haya visto jamás».

Entre tanto, los mercados se toman la cosa con preocupación pero también con calma. «Si hubiera pánico a Podemos el Ibex ya estaría en 8.000 puntos», apuntan desde un broker madrileño. Pero claro, como apuntan desde la firma Diverinvest, «si bien nuestros clientes son bastante cautos, esta situación a corto plazo les crea ansiedad». Desde esta gestora aseguran tener las carteras «muy diversificadas» y con un fuerte componente internacional, por lo que el miedo a una tormenta financiera en España les pasa bastante de puntillas. Pero si que reconocen lo evidente. «la gente pregunta más ahora, por Podemos y por la situación independentista en Cataluña».

El programa político diseñado por Pablo Iglesias y su equipo es un desafío a las políticas de austeridad impulsadas por Alemania; y más aún, a la política monetaria de la zona euro. Su augees paralelo al hundimiento en apoyos de los partidos tradicionales, algo parecido a lo que sucedió en Grecia con Syriza. Y si bien nadie lo reconoce abiertamente, en ‘petit comité’ algunos financieros se llevan las manos a la cabeza con algunas propuestas como dejar de pagar la deuda «ilegítima» o la expropiación de las viviendas vacías. «Son propuestas absurdas que acongojan a los inversores», resumen desde una Eafi madrileña.

La sangre no ha llegado al río en las bolsas, pero muchos no olvidan que buena parte de las caídas que hemos visto en octubre tuvieron que ver al auge de Syriza en Grecia. Y el miedo latente en las mesas de operaciones es que aquí suceda lo mismo con Podemos. Enrique Quemada, consejero delegado de ONEtoOne Capital Partners si ver razones para estar preocupados y asegura que los inversores tienen miedo. El problema, como sugiere este experto, es que esto llega «justo ahora que España está de moda» y los inversores quieren colocar su dinero en el país. Pero claro, el miedo a Podemos está frenando ya algunas operaciones porque, al fin y al cabo, ¿Quién desearía colocar su capital en España si sospecha que dentro de unos meses van a cambiar las reglas del juego, reflexiona Quemada. En su opinión, «esto no ayuda nada y nos hacer perder confianza».

En la misma línea, otras fuentes financieras van más allá y apuntan al último fiasco en los mercados del Gobierno, la frustrada salida a bolsa de Aena. Aunque formalmente todo ha sido un problema con los auditores, la realidad es que al mercado no le ha gustado nada la idea de que el 51% de la empresa fuera a quedar en manos del Ejecutivo tal y como están las cosas con Podemos. ¿Quién se embarcaría en semejante aventura empresarial teniendo a Pablo Iglesias dirigiendo el timón? De ahí que la demanda para la flamante OPV frustrada habría sido entre escasa y muy escasa, en el mejor de los casos.

Así las cosas, los mercados contienen la respiración mientras llega la siguiente encuesta que de un nuevo empujoncito a Podemos. Y los gestores van haciendo, con calma pero sin quitar un ojo del asunto. «No me preocupa, tengo otras cosas en la cabeza, como por ejemplo, si Europa cae otra vez en recesión«, asegura Ramón Zárate, director de Zárate Eafi. «Yo de momento no he hecho cambios en ninguna cartera por culpa de Podemos, pero a medio plazo si puede ser un problema», concede este experto en mercados de renta fija.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.