CREAN UN VINO ESPUMOSO DE ZANAHORIA EN VALLADOLID

Según publica Laura Negro en El Norte de Castilla detrás de cada emprendedor, siempre hay una gran historia. La de David y sus socios comenzó de la manera más insospechada. David Tardón es un gran amante de la cerveza. Le gustaba experimentar distintas alternativas para producir esta bebida dorada que su novia odiaba, igual que odiaba también el vino. En un intento de complacerla, este emprendedor, comenzó a ensayar una nueva formulación con otro tipo de ingredientes, como eran las zanahorias, para buscar nuevos sabores que a su novia le gustasen. «De una manera intuitiva empezamos a investigar y hacer pruebas con zanahoria por ser una hortaliza de la zona, con un coste moderado y que podría tener ciertas propiedades como vitaminas o B-carotenos que diesen un valor añadido al producto. Después de una primera prueba nos sorprendió el potencial que la propia bebida podía tener y seguimos trabajando e investigando, con la finalidad de hacer una bebida única y con gran potencial», indica este experto en marketing. Su hermana Carolina Tardón y su buen amigo Jesús Ángel del Pozo creyeron desde el principio en el proyecto y pronto se convirtieron en sus socios. 

 

La idea del proyecto de elaborar una bebida espumosa a partir de zanahorias, bajo la marca de Artezana, resultó ganadora del segundo premio Campus Emprende 2012 de la Fundación Universidades de Castilla y León. «Recibimos una ayuda de 9.000 euros para el capital social de la empresa», recuerda David. Al principio, el laboratorio lo tenían en casa, y decidieron lanzarse a la búsqueda de una nave donde asentar su empresa. «Fue una locura buscar el enclave adecuado. Había que cumplir una normativa muy rigurosa. Después de mucho buscar, decidimos instalarnos en Artis, el Centro Provincial de Artesanía en Portillo, ya que nos ofrecían muchas ventajas y donde tenemos dos naves, una para elaborar y otra como almacén», argumenta Tardón.

 

Marida a la perfección con cualquier tipo de entrantes. «Debido a su baja graduación alcohólica, 8,5%, es una bebida muy polivalente. Resulta ideal para consumirla sola, para tomarla como cóctel en eventos, o con comidas ligeras o aperitivos. Por ejemplo, con foie, con queso fresco y cebolla caramelizada está exquisita, con crema de higos, incluso con sushi, ensaladas y postres. Incluso está funcionando muy bien en coctelería, como agregado a los gin-tonics, para hacer copas afrutadas», anota David.

Acuden a numerosas ferias especializadas para dar a conocer su producto, que comercializan en dos formatos, de 75 y de 33 centilitros (al precio de 6,90 y 3,50 euros, respectivamente). Actualmente están creando su propia red de distribución, escogiendo con mimo los puntos de venta, que de momento solo se encuentran en Castilla y León. También están empezando a hacer contactos para exportar en República Checa y Nueva Zelanda, entre otros países. A Tardón y sus socios les gustaría que algún día Artezana se convirtiera en la bebida típica de Valladolid.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com