JUZGAN EN MADRID A UN TIPO QUE QUERÍA VENDER A SU NOVIA

La Fiscalía de Madrid solicita un totaql de 11 años de prisión para un acusado de intentar vender a su novia, una menor, a quien amenazó con prenderla con gasolina si no accedía a retirar una denuncia que le interpuso por intentar apuñalar a un amigo que le dio cobijo.

Marcel M., de nacionalidad rumana, se sentará en el banquillo de los acusados de la Audiencia de Madrid por un delito de inducción a la prostitución y otro de amenazas. Se enfrenta a una petición fiscal de once años de prisión.

Según el fiscal, el procesado convivía con su novia menor de edad en la localidad de El Molar. Durante su relación, realizó constantes amenazas de quemarla y retirarle el pasaporte para que ejerciera la prostitución.

El acusado exigía a su pareja que le devolviera el dinero que le había costado traerla a España en 2003 e incluso llegó a ofrecer sus servicios sexuales por los bares de la localidad de Pedrezuela.

Según La Vanguardia el 7 de marzo de 2004, la joven decidió poner fin a su relación después de que se enterara de la intención de su novio de venderla a un proxeneta. Tras ello, se refugió en la casa de un amigo, a quien el procesado hirió con una cuchilla y le intentó apuñalar, lo que le llevaron a denunciar estos hechos.

El 10 y 14 de marzo, el procesado llamó a la víctima y le amenazó con prenderla fuego y con matarla en el caso de no retirar la denuncia que había interpuesto contra él.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *