LA RESPIRACIÓN, UNA HERRAMIENTA PARA MANEJAR NUESTRA VIDA

Como decíamos en nuestro artículo anterior, la respiración es una herramienta muy potente para manejar los distintos momentos de nuestra vida, y si la sabemos usar correctamente será una aliada imprescindible para lograr nuestros objetivos, con el consiguiente reflejo que esto tiene en nuestra salud, belleza y bienestar.

En la primera parte de este artículo, explique la forma completa de respiración que se compone en orden ascendente, de respiración  abdominal, torácica y clavicular. Las tres constituyen la respiración completa que tan bien conocen los deportistas, los practicantes de pranayama yoga o sencillamente las personas que se interesan por su salud.

Hoy voy a hablar de otros tres tipos de respiración para conseguir efectos diversos en nuestro sistema: La respiración alterna, la respiración de fuego, y la respiración sonora.

 

 

LA RESPIRACIÓN ALTERNA:

Somos totalmente inconscientes al hecho de que los seres humanos respiramos en ciclos de 1 o 2 horas. Es decir que no estamos introduciendo aire por los dos orificios nasales a la vez, primero predomina una fosa nasal y luego, la otra. Respirar demasiado tiempo por una fosa es síntoma de enfermedad, trastorno o desequilibrio.  La práctica de esta respiración, una antigua técnica con increíbles efectos, ejerce un profundo impacto calmante sobre la mente y hace que volvamos a respirar equilibradamente, de ese modo las energías y las vías del sistema nervioso recuperan el equilibrio.

Antes de empezar, es aconsejable sonarse bien la nariz (si es posible después de haber la limpiado con agua con sal)  Siéntate en una silla o  en el suelo en una colchoneta con la espalda derecha. Coloca las manos como en la foto.

-Inhala y exhala. Cierra la fosa nasal derecha con el pulgar; inhala por la fosa nasal izquierda mientras cuentas hasta cinco.

-Cierra ambas fosas nasales, mientras retienes la respiración cuenta hasta cinco. Si te molesta, reduce o elimina la retención. Levanta el pulgar y exhala el aire por la fosa nasal derecha contando hasta cinco.

-Inhala por la fosa nasal derecha contando hasta cinco. retén la respiración contando hasta cinco,. Cierra la fosa nasal derecha y exhala el aire por la fosa nasal izquierda contando hasta cinco

-Repite la ronda completa 4 rondas más.

Los efectos de esta respiración en nuestro sistema son un reequilibrio de los canales energéticos que van a tener un claro impacto en nuestro sistema nervioso. Nos vamos a sentir mucho tranquilos y descansados como si hubiéramos hecho una cura de sueño, mucho más conscientes y con una notable mejora de nuestra capacidad.

 

LA RESPIRACIÓN DE FUEGO

Se trata de  una respiración enfocada a purificarte y darte energía. Oxigena el organismo al aumentar el aporte de oxígeno al cuerpo, tonifica los músculos del abdomen, fortalece el diafragma, aumenta la energía y mejora sustancialmente la concentración. El efecto en tu belleza es claro ya que mejora la tonicidad y color de la piel al estar sensiblemente mejor oxigenada. Asimismo te ayuda a mantener tonificados los músculos del abdomen. Es una respiración con unos efectos vigorizantes que notas desde el minuto uno de haber terminado de practicarla.

Además este ejercicio ayuda a una rápida eliminación de todas las mucosidades adheridas en el aparato respiratorio. Refuerza el sistema nervioso y eleva todo el metabolismo.

Es importante que no  se sobrepase, sin autorización de una persona que la conozca bien,  las indicaciones y  duración que aquí se indican.

-Siéntate con la espalda recta. Haz una inspiración completa.

-A continuación haz una expiración vigorosa por la nariz de modo que salga de un golpe el aire que había entrado. La expiración se ha de hacer mediante una contracción del abdomen semejante a la del acto de toser. -Una vez que sueltes la contracción, sin hacer nada especial para ello, y debido a la relajación abdominal, automáticamente entrará de nuevo aire en los pulmones. Entonces repite la espiración vigorosa, hasta llegar al total de once.

-Descansa y repite tres series de 11 espiraciones.

 

RESPIRACIÓN SONORA:

El efecto de esta respiración es calmante y reequilibra el sistema nervioso ( relajando la mente y las emociones) que tanto necesitamos hoy en día. El sonido que vas a emitir practicándola podría compararte al del océano así es que mientras respiras así, expulsas el aire ya sucio de los pulmones y purificas el sistema respiratorio, puedes visualizar un océano relajante y purificador.

-Siéntate recto  o túmbate en el suelo.  Exhala el aire por completo.

-Inhala lentamente por la nariz hasta llenar de aire el abdomen y los pulmones.

-Contrae un poco la parte posterior de la garganta y mientras exhalas e inhalas lentamente por la nariz, emite un tenue sonido silbante, como un suave ronquido. El sonido no tiene que ser fuerte pero tienes que poder oírlo. Sale por la garganta y es como un zumbido gutural. Concéntrate en este sonido Repite el ejercicio de 3 a 5 veces.

Puedes ver un vídeo que te ayudará a ponerlo en práctica: (http://www.youtube.com/watch?v=HBOAYyHCtGk)

Rebeca J.Cirujano (Life coach especializada en belleza, salud y bienestar)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

www.coachingmondorebeca.com

 

 

 

 

 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *