Pelillos a la mar… MARILÓ MONTERO Y ANNE IGARTIBURU CHACHI PIRULI

Anne Igartiburu recibió en su programa a Mariló Montero. La excusa era el libro de Mariló con su cocinero de las mañanas. La realidad: un momentazo televisivo tras la entrevista desaire que le había realizado la de las mañanas a la de las tardes preguntándole si no estaba oxidada.
Anne comenzó leyendo la dedicatoria que le había hecho Mariló en el libro: ‘Para mi compañera Anne, salud y suerte, con todo mi cariño’. La leyó Igartiburu en voz alta, «para todo aquel que tenga algo que decir» y luego le tomó la mano a Montero: «Estate tranquila, estoy para lo que quieras».
Igartiburu quitó hierro al asunto: «No hay ningún tipo de rivalidad. Nos vemos todos los días por los pasillos, me pregunta cómo esta la peque… Aunque luego vamos al plató y pasa lo que pasa».
La disculpa de Mariló fue tibia: «Sin mala intención. Todo se magnifica».
Y como si fueran íntimas y parte de una cuchipandi de toda la vida se dieron un abrazo en pantalla, pelillos a la mar y ya todo está chachi piruli.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.