JEREMY IRONS LES SACA LOS COLORES: «Los directores se dividen en los que no saben y los que creen que saben»

Jeremy Irons ha sacado los colores a los directores de cine, aunque la extraordinaria frase que se le ha ocurrido puede ser llevado a muchas otras profesiones. Lean: «Los directores se dividen en los que no saben y los que creen que saben»

Y añade: «Vivimos en un mundo que está obsesionado con los famosos. Pero la fama no significa nada, no te proporciona alegría ni felicidad. Puede que te deje entrar en un restaurante muy reputado pero no es nada»

Irons, de 64 años, demostró su inteligencia y su pasión por la vida. «Creo que lo que debemos tratar es dejar la Tierra un poco mejor, más feliz», dijo el británico, que señaló que los actores conocidos como él tienen «una gran posibilidad de influencia» en la gente, pero no por ello lo que dicen es más verdad. «Tenemos un cierto poder, lo que no significa que tengamos más razón que un político, pero si tienes una idea, ¿por qué no diseminarla si crees que es válida?», se preguntó.

Una vocación solidaria y altruista que ha volcado en el documental Trash, que ha producido y del que es el narrador. En él denuncia la cantidad de basura que genera el ser humano. «Tenemos que concienciar a la gente de lo grave que es la situación, el problema que genera la basura que se acumula en todos los países -el documental muestra la situación en Líbano, Vietnam e Indonesia-, porque se trata de un problema global muchas veces ligado a la riqueza de ciertos lugares».

Irons se metió a la audiencia en el bolsillo al hablar de todo… y hasta de cine, el trabajo al que Irons se dedica desde 1964 y por el que ganó un Óscar en 1990 por Reversal of fortune.

«Mi naturaleza es ver si algo vuela más que pilotar algo que ya sé que vuela, hacer cosas nuevas, soy más un piloto experimental». Y de ahí que siempre busque variar en sus elecciones y ahora por ejemplo esté protagonizando una serie de televisión Los Borgia.

Hacer teatro, televisión o cine es lo mismo para el actor, para quien la diferencia está sólo en las rutinas de cada uno de estos medios.

Lo que busca es simplemente estar interesado en la historia. Aunque reconoció que eso a veces es un problema, «porque rodar a veces es un proceso aburrido», aseguró el histrión.

Además, agregó, «lo triste es que no hay mucho trabajo bueno», así que cuando uno le llega, lo atrapa, sin importar ni la experiencia ni la fama del director.

«Para mí los mejores directores son los que no saben nada, los que descubren la historia al rodarla. David Cronenberg me dijo una vez: ‘no puedo esperar a que salga esta película y que los críticos nos digan sobre qué va'».




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.