EL EX MARIDO DE AMY WINEHOUSE CON UN PIE EN EL MÁS ALLÁ

Los excesos del exmarido de la fallecida cantante tienen a Blake Fielder-Civil, dependiendo de una máquina de respiración artificial para continuar con vida.

Dicen que el alcohol y las drogas han sido los posibles culpables de un fatídico desmayo. La expareja de Amy Winehouse fue encontrada en su cama a punto de asfixiarse en su propio vomito.

En alguna ocasión Blake había confesado tomar heroína y esta vez tras ser encontrado en estas extrañas circunstancias fue trasladado inmediatamente al hospital de Dewsbury, West Yorks, donde le encontraron múltiples órganos dañados y los médicos decidieron provocarle el coma.

 

Su actual pareja le encontró agonizando en su cama y ahora se encuentra destrozada, según parece ambos habían hablado durante los últimos días de una posible boda.

 

“Estoy destrozada. Entre en la habitación y vi a Blake tumbado completamente gris, sus ojos estaban dando la vuelta y su boca sellada”.

 

Cuando llegaron los médicos a los pocos minutos, encontraron que se había tragado la lengua y ahogado en su propio vómito. Le pusieron un tubo en la garganta y oxígeno en la boca. Al llegar al hospital descubrieron que su pulmón izquierdo no funcionaba e hicieron todo lo posible por salvarle. Pero en estos momentos la vida del ex de Amy está entre la vida y la muerte.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.